La Pampa: cobraba un plan de $19.470, pero el Movimiento Evita llegó a sacarle $27.000

Se trata de Guadalupe Alvarado, quien había accedido al "Potenciar Trabajo" a través de la organización que lideran Emilio Pérsico y "El Chino" Navarro. Escuchá su testimonio acá.

Radio Cultura 97.9 01 de julio de 2022 PeriodismoyPunto PeriodismoyPunto
movimiento-evita-2

Guadalupe Alvarado vive en el barrio Río Atuel, de Santa Rosa, en la provincia de La Pampa. Es madre soltera. Trabaja como empleada doméstica y niñera. Además, estudia para maestra –le falta un año para lograr el título–, pero se las arregla para dar clases particulares. En 2021, desde el Movimiento Evita le ofrecieron incorporarse al "Potenciar Trabajo" y aceptó. Pero cansada de que  en la "orga" le pidan dinero, decidió denunciarlo.

Su caso trascendió a nivel nacional en las últimas horas del jueves. Y este viernes, Alvarado brindó una extensa entrevista a Mundo Imperfecto, el programa que conduce Camilo Cagnacci en FM Cultura 97.9, donde detalló que durante "cuatro meses" cobró $19.470, de los que finalmente no le quedaba ni uno, porque desde el Evita le exigían que les compre panificados –que en el mejor de los casos podían revender– y vender rifas.

"Si no las vendía, las tenía que pagar de mi bolsillo", contó la mujer durante la nota. Y ahondó: "si las rifas no se rendían horas antes del sorteo, encima de que no entraban en el sorteo, yo al otro día tenía que pagarlas", 

De esta manera, el plan que Alvarado tomó como un complemento terminó llevándola a terminar en rojo: "En un mes llegué a poner, con lo que debía y todo, 27.000 pesos", confió.

alvarado

En este sentido, la denunciante precisó que llegó a entregar a la organización "la mitad" de lo que sus empleadores en la casa de familia donde trabajaba le habían "regalado" para arreglar la moto "prestada" que usa para moverse, luego de que la misma quedara inutilizada producto de un accidente de tránsito. "¿Vos te crees que me dijeron 'no, Guada, dejá'? (...) Me dieron el tiempo para que pagara, pero nada más", señaló.

Por otra parte, Alvarado reveló que algunas de las mujeres que habían recibido el plan Potenciar Trabajo a través del Movimiento Evita eran llevadas a la casa de una de las referentes, Liliana Tomaso, para trabajar como empleadas domésticas. Mientras que, a algunos de los hombres se les asignaban tareas de jardinería en ese mismo domicilio.

Actualmente, su caso, junto al de otros dos jóvenes que también se animaron a denunciar irregularidades en el manejo de los planes por parte del Evita en Santa Rosa, está siendo investigado por la fiscal Iara Silvestre.

Aquí, el testimonio completo de Guadalupe Alvarado:

Te puede interesar
Lo más visto