Carta al tenebroso Aníbal Fernández: ¡Tranquilo, no todos somos como usted!

El funcionario difamó, nuevamente, al director de PeriodismoyPunto tras un tuit de Luis Gasulla recordando las campañas sucias del kirchnerismo.

Análisis y Opinión 10/09/2021 Luis Gasulla Luis Gasulla
4e31699f4553d_896_607

Aníbal Fernández está nervioso. Hace meses que hace lo imposible para volver a la plana mayor del gobierno del Frente de Todos. Pero si fuese por Alberto, el presidente de la Nación, lo mantendría bien lejos. Hace todo lo que le dicen y más. Ataque periodistas, difama ciudadanos, carpetea gente y hasta se animó a hacer el ridículo desde las pantallas del supuesto dueño de C5N, Cristóbal López. Lo de supuesto tiene fundamento: ¿C5N es el canal del empresario del juego López con su socio Fabián De Souza o de los Kirchner? Los intereses son los mismos y las órdenes las dan desde Recoleta.

Justamente en el costoso barrio porteño tiene una propiedad la familia Kirchner desde comienzos de siglo. En aquel 2001, Néstor Kirchner comenzaba a caminar hacia una candidatura presidencial que se adelantó por los asesinatos de Kostecki y Santillán en el Puente Pueyrredón en junio del 2002. Gobernaba Eduardo Duhalde y Aníbal Fernández era uno de sus perritos falderos en el gabinete del vacunado vip de Banfield.

Alberto, el otro Fernández, armaba los grupos de intelectuales y políticos que apoyaban al santacruceño al que nadie le preguntaba por su fortuna construida en base a obra pública, 1050, negocios petroleros, entre otros. A Cacho Espinoza lo asesinaban antes de que le entregase las pruebas del financiamiento de la campaña electoral de los Kirchner a la dirigente opositora Elisa Carrió.

Y Aníbal ya estaba sumándose a cada una de las campañas sucias contra dirigentes que no le caían en gracia.

Ayer, la vicepresidenta procesada Cristina Fernández de Kirchner, cerró la campaña electoral más banal de la historia reciente de nuestro querido país, con chicanas, carpetazos y difamaciones a los principales dirigentes que se animan a enfrentarla en las urnas. El muerto se asusta del degollado y Cristina aseguró que María Eugenia Vidal no puede explicar cómo se compró un departamento en Recoleta. Sí. Cristina. La de los hoteles. La de sus secretarios millonarios o asesinados con fortunas inexplicables.

Típico recurso kirchnerista ante la desesperación de un resultado desfavorable. Lo hicieron en el 2005 con Alberto Fernández como ideólogo y Martín Bravo como ejecutor. Allí les salió bien y Enrique Olivera perdió la elección. No fueron tan eficientes en el año 2009 con Francisco De Narváez y a Sergio Massa le fueron a dejar un mensaje en el 2013 con el extraño robo del prefecto K.

A Nisman, en cambio, el mensaje fue más certero y Aníbal estuvo para jactarse y difamar al muerto. Ese es Aníbal.

Rodeado por los servicios de inteligencia paralelos del kirchnerismo siempre estuvo para decir barbaridades y aparecer, sugestivamente, vinculado a asesinatos, corrupción de todo tipo, narcotráfico y mugre.

Hoy Aníbal hace televisión rodeado de abogados que se prestaron a burdas operaciones de todo tipo que trabajan para serviciales diputados como Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade.

Son el Puf. No todos somos como usted, Aníbal Fernández. Es una pena que no tuvo el coraje de insultarme cara a cara cuando lo entrevisté en uno de sus departamentos en Puerto Madero para un programa de televisión en Canal 9.

A propósito ¿cómo se lo compró?

Te puede interesar
QP4V4ZXNJZC2TEZ3EATUNKVFMA

El último trago amargo

PeriodismoyPunto
Análisis y Opinión 13/04/2024

La luna de miel del presidente es más extendida de lo normal. Ataques a la prensa, recesión y esperanza. ¿Cómo seguirá todo? Por Alejandro Cabrera

Lo más visto