Una polémica medida autoritaria de Jorge Taiana pone en jaque la continuidad de dos facultades en Córdoba

Con un Presidente docente universitario, el ministro de Defensa, Jorge Taiana, cierra dos facultades en Córdoba.

Actualidad 24 de marzo de 2023 Periodismo y Punto

La comunidad educativa del Centro Regional Universitario Córdoba (IUA), dependiente de la UNDEF (Universidad de la Defensa Nacional), se sacude por estos días al compás de la decisión del ministro de Defensa, Jorge Taiana, de cerrar sus dos facultades.

Por esta resolución, desaparecen facultades y el propio IUA, (Instituto Universitario Aeronáutico) que ha ganado una identidad académica a lo largo de 75 años, aportando profesionales de grado a Córdoba, el país y el mundo con modalidades presenciales, semi presenciales y virtuales.

A lo largo del tiempo se ha construido una identidad institucional, con presencia en el ámbito académico de Córdoba, y el país y la sociedad civil, que se nutre de profesionales y proyectos surgidos de la investigación. Con más de nueve mil egresados, 5000 alumnos y un plantel de docentes de excelencia que ronda los 170.

La idea del cierre de la Facultad de Ingeniería, y la de Ciencias de Administración, conlleva la creación de otra facultad (según el proyecto aprobado por UNDEF), Politécnica Brigadier San Martin, con carreras orientadas a la defensa. Lo que quita del mapa académico a una institución educativa.

Jorge-Taiana-900-por-600

“Se definió la creación de la Facultad Politécnica de la Fuerza Aérea Argentina “Brigadier Mayor Juan Ignacio San Martín” – IUA. La propuesta surgió del director general de Educación (DGE)/Vicerrector de la Fuerza Aérea Argentina, BR Macelo Guerrero, con la intención de integrar en una sola unidad educativa la Facultad de Ciencias de la Administración (FCA) y la Facultad de Ingeniería (FI) del actual Centro Regional Universitario Córdoba (CRUC-IUA).” Esta es la publicación que alertó a la comunidad educativa.

Esto se manejo en secreto, sin consenso de la comunidad, enterándose esta por filtraciones de información y cuando ya estaba todo resuelto según la página institucional de UNDEF. La Universidad de la Defensa Nacional, cuenta en su oferta académica existente con carreras orientadas a la defensa, para militares y civiles.

No se puede entender, no hay explicaciones claras de las autoridades respecto de esta decisión, la comunidad se siente, agraviada, maltratada y a punto de ver extinguir su identidad universitaria. Los alumnos no han sido informados aún.

La apertura del IUA hacia la sociedad civil ha sido el puntapié del crecimiento y el éxito académico. Hoy, esta decisión nos retrotrae hacia adentro, dejando la apertura para solo aquellos que deseen orientarse a la defensa.

X6RL7LGF5JGHRJA5WUFVQ4R2OU

Una visita urgente del Rector de Undef a Córdoba, el Doctor Jorge Battaglino, intento dar tranquilidad, asegurando que no se cerraran carreras y que estas seguirán con sus programas ya acreditados. Las palabras de Battaglino chocan en todo con las autoridades de la Institución, (militares sin antecedentes académicos en el ámbito universitario) que intentan reemplazar el nivel académico con ordenes militares, no tienen capacidad de dialogo ni entienden del bien educativo común.

Se ha dicho que se garantiza la fuente laboral de docentes y no docentes, ¿a costa de qué? En un estado quebrado, se cierran dos facultades y se abre una politécnica, ¿pero con todos los empleados? Es al menos incoherente y poco creíble. El antecedente del ocultamiento de este proyecto deja más dudas y temores que certezas. Han roto la confianza de la comunidad educativa en sus autoridades. Han generado temor, mal ambiente laboral y un desgaste innecesario. No aplicaron el concepto de consenso, y cuando el Rector lo hizo, ya era tarde.

Las identidades institucionales son objetos de estudio en el mundo, por su importancia, en este caso no hay un diagnóstico de identidad como debería haberse realizado si este proyecto fuese sólido.

Creyendo haber superado las etapas del ocultismo, las autoridades locales (militares) se vieron obligadas a organizar una reunión informativa, donde no se aclaro nada y se esgrimieron argumentos sorpresivos.

Según las autoridades las carreras deben orientarse a la defensa porque todos los ciudadanos debemos defender a la patria, por ejemplo, mal interpretando la Constitución Nacional, en un intento de mostrarse democráticos. Cosa que luego el rector Battaglino desmintió. 

Otro argumento fue un satélite lanzando en el 95 que atrajo alumnos a todas las carreras, no se puede evitar pensar en la nave y la estratosfera de el ex presidente Carlos Menem. Estas facultades son una muestra de integración de las fuerzas armadas a la comunidad civil. Desintegrarlas es volver atrás.  No hay beneficios explícitos respecto de esta medida para la comunidad.

Es inoportuno, en un momento en que la economía esta en su peor momento, la política en una fase de fin de ciclo, nadie garantiza como seguirá esto en la gestión que asuma el 10 de diciembre, sea del color político que sea, porque es esta una decisión política, que solo trae incertidumbre a los trabajadores y a los alumnos. Facultades politécnicas existen en todo el mundo, pocas tienen incorporadas las Ciencias Sociales, se dio como antecedente solo una. 

La Facultad de Ciencias de la Administración tiene carreras como Contador Público, Licenciatura en Administración, Licenciatura en Logística y Licenciatura en Recursos Humanos, si estas carreras deben ser orientadas a la defensa, la demanda se verá gravemente afectada.

Se explico también que todo seguirá igual, que se formara una comisión de transición, sin fechas, sin plan, el plan de transición hay que hacerlo (lo que es absurdo pero normal en este país, tomar medidas que no se sabe cómo serán implementadas).

Ya sabemos para que sirven las comisiones. Independientemente de las buenas intenciones, las comisiones no resuelven los problemas de fondo que están relacionados con la falta de transparencia. La vieja frase atribuida a Juan Domingo Perón - "para que algo no funcione nada mejor que formar una comisión" (que en realidad era de Napoleón, quien se la robó a Juana de Arco) quizás sirva como punto de partida para re pensar esta situación.

En el fondo, todo es mas de los mismo, si algo funciona con éxito, hay que destruirlo para crear algo más personal según el interés del creador. Aunque se argumente la adecuación al sistema universitario nacional.

Las aulas se llueven, las herramientas informáticas son obsoletas, a pesar de eso, la identidad institucional hace que los docentes y no docentes trabajen en pos de los alumnos, sorteando escollos que tienen que ver con la falta de dinero. Sin embargo, se deberá erogar una gran cantidad de presupuesto en cartelería, folletería, sellos, membretes, pagina web y todo lo que implica la creación de una facultad que reemplazara a las otras dos. 

La provincia de Córdoba, aunque sea un tema del ambiro federal, debería pedir explicaciones, porque otra vez, una decisión tomada en Buenos Aires, afecta a la comunidad educativa de la provincia.  El Instituto Universitario Aeronáutico, además de tener centros en Buenos Aires, los tiene en Funes, Santa Fe, y en Córdoba, en Villa Dolores, Bell Ville y Jesús María.

El Instituto Universitario ha resistido muchos embates a lo largo del tiempo, con el objetivo de hacerlo desaparecer, este es uno mal, al que la comunidad se resiste con firmeza.

Nos preside un profesor universitario, no debió permitir que esto pase, o ¿es tan endeble el gobierno que no está informado?

Celebremos los 40 años de democracia con apertura y consenso, y no con el cierre de facultades.

Te puede interesar
Lo más visto