La desmentida a la “desmentida” de Grabois y sus socios.

Los socios de Juan Grabois en las obras "fantasma" de Luján salieron a "desmentir" lo imposible de desmentir.

Análisis y Opinión 11 de marzo de 2024 Luis Gasulla Luis Gasulla

El intendente Leandro Boto ordenó a sus operadores en los medios a desmentir lo imposible de desmentir. Lo hizo con las excelsas "plumas" de portales financiados con pauta publicitaria municipal que publicaron, sin cambiarle una coma, a gacetillas enviadas desde la oficina de prensa del intendente K. 

Aseguran que las obras en el barrio Los Laureles están avanzadas en un 55% producto del movimiento de suelos, forestación y apertura de calles. No es lo que encontramos en Luján más allá de que la firma del convenio data del 12 de diciembre del 2021 hace ya más de 3 años y 4 meses. 

El mismísimo intendente Boto entregó los certificados de los lotes con servicios a vecinos que, seguramente, al ver el informe, se sintieron estafados por las promesas falsas. 

El intendente le echó la culpa de la continuidad de las obras al gobierno de Javier Milei pero pero lo cierto es que están paradas desde hace más de un año. 

Por otra parte, los escribas del intendente insultaron en redes sociales a este periodista consiguiendo un like. 

El socio de Juan Grabois en Luján, de apellido Motto, emitió un comunicado explicando la historia de su cooperativa "Vencedores Vencidos". Intentó justificar por qué se domicilia en la cooperativa y le bajan recursos para un mismo local que sería su casa familiar. Escandaloso. 

Nadie dijo que la obra de Los Laureles sea de Motto pero sí del FISU que manejaba Fernanda Miño, ex funcionaria publica puesta en el cargo por la presión ejercida por Grabois al gobierno anterior.

Lo resumió el empresario Galperín: "Chau Grabua. Qué caro nos salió"

Lo más visto