En Pinamar, Lázaro Báez acumula una deuda de 3 millones de tasa municipal pero alquila sus casas

A pesar de la inhibición general de bienes, dictada por la jueza comercial, María José Gigy Traynor y las dos condenas que pesan sobre el empresario patagónico, Lázaro Báez volvió a alquilar sus chalets en el balneario de Pinamar. Son cinco propiedades valuadas en un millón y medio de dólares ubicadas en la zona más costosa del balneario, Pinamar Norte.

Actualidad 28 de mayo de 2023 PeriodismoyPunto PeriodismoyPunto

Hace dos años, el entorno del condenado empresario por la ruta del dinero K y Vialidad Nacional, denunció usurpaciones en dos propiedades. El último feriado largo, La Cornisa encontró al cuñado de Báez, Carlos Borda, acondicionando una de las propiedades, ubicada en Avenida del Libertador al 1000. El "hermano del corazón" de la pareja de Báez, Claudia Insaurralde, aseguró al periodista Luis Gasulla que "las casas se alquilan al dueño, Lázaro, a través de Claudia -su hermana- y no por inmobiliaria".


Los movimientos en las citadas propiedades provocaron denuncias previas de los vecinos de Pinamar a la comisaría local pues hacía años que estaban abandonadas. El hijo menor de Báez, Leandro, consultado por La Cornisa, dice que se tratan de pagos que recibe el entorno de su padre al margen del control familiar y judicial. Ante la consulta sobre el estado de la inhibición de bienes, Insaurralde aseguró que tiene un poder para manejar esas propiedades pero no quiso mostrar copia del mismo. 


Mientras tanto, en Pinamar se acumulan las deudas en las tasas municipales. La casa ubicada en Goleta La Hércules debe $588.649,45, el chalet de Avenida del Libertador, en el que se presentó el cuñado de Báez, debe $661.355,57 y la propiedad de Helades al 300 más de 588 mil pesos. Por último, la casa denunciada por usurpaciones, ubicada en la calle Poseidón al 400, debe $504.552,85 y la propiedad que está en alquiler, según el cuñado de Báez, $692.742,29.

Te puede interesar
Lo más visto