Pequeños placeres para combatir la terrenal batalla del Frente de Todos contra la justicia, el periodismo y los hechos

Cristina Kirchner ya no es la líder política que la militancia, la oposición, gran parte del periodismo argentino nos hicieron creer que era. Sus guerras intestinas contra fiscales, periodistas, medios de comunicación, abuelitos amarretes, miss argentinas, opositores y Corte Suprema se quedaron sin poder de fuego. El argumento de evitar la contienda electoral por la llamada "proscripción" es una fake news que no la creen ni hasta los más alcahuetes de sus seguidores. Si está proscripta, por qué convocan a marchas para convencerla de que juegue políticamente?

Análisis y Opinión 27 de febrero de 2023 Luis Gasulla Luis Gasulla

Es "Cristina o Nada" dicen los carteles colgados en parte del conurbano bonaerense ante la indiferencia de las bases peronistas. Será NADA, piensan los dirigentes políticos y sociales kirchneristas que se ven venir la peor de las derrotas. 


Del otro lado, la batalla del internismo, aburre a propios y ajenos. Juntos por el Cambio está tan separado,entre sí, que el Cambio quedará vaya a saber para cuándo y con quién. Dicen que son parecidos sus programas económicos pero nadie habla de ideas. Javier Milei deambula en el fanatismo bobo, acomodaticios que coquetean con su hermana -de ex menemistas a ultra K devenidos en liberalotes pasando por panqueques varios, procesistas y un sinfin de exponentes de "LA CASTA"- y gritos delante de una cámara. La izquierda propone tres candidatos a presidente y un campamento en Luján anticapitalista que te inscribis por internet. El peronismo del interior quiere jubilar a Cristina pero teme avisarle a La Jefa de sus intenciones por temor al carpetazo. Los sindicalistas festejan otra década ganada y los contratistas del Estado golpean despachos de asesores de todos los partidos políticos. Macri espera...Analiza encuestas y escucha Queen.


Como la política local aburre en una eterna rosca 2023 que no le soluciona los problemas a nadie, el periodismo de investigación trata de sobrevivir en pequeños portales ya que en los grandes medios incomoda demasiadas oficinas públicas que alimentan el negocio, me fui al cine a ver la última de Spielberg y salí con ganas de más. Es que el proyector de la sala 6 del shopping Devoto se había quedado sin energía eléctrica y el final de Los Fabelman terminó siendo un enigma para los allí presentes. ¡Ni podemos disfrutar una peli en el cine! "Ah pero Macri" gritó un termo que me miraba desafiante desde la fila K. "Te militan todo" -pensé - no voy a perder tiempo explicándole a un necio que cree que los periodistas somos millonarios por ir al cine una vez cada 6 meses. 


De regreso a casa con los chicos y mi mujer me agarró la nostalgia por las primeras imágenes del film en el que un pequeño Spielberg descubre la magia del cine y le quité el polvo a mi colección de CDs de Queen. Aclaración: Soy más fanático de Freddie Mercury que MM pero no me animo a cantar sus canciones en público. ¡Qué discazo es Jazz! En 1978, cuando el auge punk londinense se caía a pedazos, Freddie, Brian, Roger y John, grabaron su primer disco fuera de Gran Bretaña con una polémica promoción que incluía un poster de 200 chicas en pelotas andando en bicicleta y un primer corte dedicado a las groupies: "Fat Bottomed Girls" -algo así como "chicas de culo grande". En el compilado de los 50 mejores canciones de Queen, según la revista Rolling Stone, siete temas pertenecen a este disco, los primeros seis y, tal vez, el tema más positivo de la historia de la música: "Don t stop me now". Es difícil elegir cuál es el mejor disco de la banda inglesa pero Jazz debería ocupar un posible top 5 junto con Una noche en la Opera, Un día en las Carreras, Queen II y El Juego (Perdón Innuendo).


Mientras le quitaba el polvo a viejas revistas de rock, repasaba anécdotas de Freddie y escuchaba de fondo "TeloresumoasiNomas" en YouTube sobre "Better Call Saul", para mi, la serie mas inteligente del siglo, sonaba mi celular sin parar: Un productor de la tele me volvía a la realidad. "¿Con qué vas esta noche?" 


Los pequeños placeres se terminaban abruptamente. Los 18 precandidatos a Presidente de la Argentina eran más importantes... ¿Lo son?

Lo más visto