La "foto del escándalo" demostró que nos gobierna una banda de cínicos y mentirosos

Un escándalo social, político y judicial con final incierto para el presidente Fernández.

Análisis y Opinión 13 de agosto de 2021 Luis Gasulla Luis Gasulla
f1280x720-1007345_1139020_4228-1024x576

La medianoche del 14 de julio de 2020 se juntaron en la quinta presidencial 11 irresponsables que estaban cometiendo un delito. Además de invitar a costosas tortas, espumantes champagnes y brillantes joyas, esa noche aparecieron la frivolidad, el engaño, el desparpajo, la mentira y el cinismo. Un pequeño y Dylan son los inocentes de esta historia.

Hacía una semana, el presidente de la Nación había renovado un decreto que, según expertos, violaba la Constitución Nacional. Allí mantenía la prohibición de circular por la vía pública con excepción de los trabajadores esenciales. No se podían realizar eventos públicos ni privados, sociales, culturales, religiosos ni deportivos. Tampoco estaba permitido el turismo. Los centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas y hasta los museos debían mantenerse cerrados. Lo mismo ocurría con los bares, restaurantes, gimnasios, clubes y comercios con excepción de ferreterías, farmacias y algunos pocos más.

Los colectivos eran monitoreados por las fuerzas de seguridad. Semanas atrás, al comenzar la cuarentena eterna, te perseguían por salir a caminar con tu pareja con la que compartías habitación.

Las clases estaban prohibidas. Los colegios estaban cerradas. Los porteños eramos la peste. Las vallas nos dividían del conurbano y los bonaerenses debían cruzar el muro de Berlín de la General Paz.

Alberto Fernández nos trató de estúpidos. Él demostró serlo. Según la Real Academia Española, estúpido «muestra torpeza o falta de entendimiento para comprender las cosas».

Este cimbronazo es solo comparable con las imágenes de los bolsos de José Francisco López a mediados de 2016. Son casos distintos. En aquella ocasión, quedaba televisada la corrupción kirchnerista y el saqueo de la obra pública. En esta ocasión, la fotografía revelada por Guadalupe Vázquez confirma que nos gobierna un presidente cínico y mentiroso.

Jaque Mate.

En marzo del 2020, PeriodismoyPunto publicó la primera investigación sobre las violaciones a los derechos humanos en el interior del país con la excusa de la cuarentena eterna. Éramos locos. Anticuarentena. Basuras. Mercenarios. Services. Empleados macristas. Desestabilizadores. Golpistas. Promuerte. Había periodistas y comunicadores que nos perseguían, estigmatizaban y demonizaban al otro.

Al día siguiente del cumpleaños de Fabiola, en Mendoza se reglamentaba una ley para meter presos a los que violasen la cuarentena. Mientras tanto, soltaban a los violadores y delincuentes.

El empleado quedó desnudo. La reina está desesperada.

Te puede interesar
Lo más visto