Joe Biden no ha logrado persuadir a los principales donantes de su campaña

El presidente de EE. UU. no logró disipar las incertidumbres acerca de su capacidad para ganar un segundo mandato. Los grandes empresarios han expresado su intención de poner fin a sus donaciones al candidato demócrata.

Actualidad 06/07/2024 Alejandro Cabrera Alejandro Cabrera
853518-23-a-afp-20-282-29-0

Los donantes influyentes, como el cofundador de Netflix, la heredera de Disney o el magnate de las criptomonedas Mike Novogratz, han amenazado con cortar la financiación del Partido Demócrata después de perder la confianza en el candidato electoral del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Tras el debate electoral del 27 de junio, la revuelta se intensificó cuando Biden apareció cansado, titubeante e incapaz de enfrentar a su oponente, el ex presidente Donald Trump (2017-2021), lo que provocó el pánico y el rechazo de los millonarios para financiar la campaña de un candidato del que dudan sobre su capacidad para gobernar el país los próximos cuatro años.

Los multimillonarios empresarios y el presidente del Fondo Moriah, Gideon Stein, son algunos de los últimos en anunciar la suspensión de 3,5 millones de dólares a organizaciones no gubernamentales y grupos políticos afines a los demócratas entre los donantes que han rechazado el partido del actual inquilino de la Casa Blanca.

Según el canal CNBC, Stein declaró esta semana que "prácticamente todos los donantes importantes con los que he hablado creen que necesitamos un nuevo candidato para derrotar a Donald Trump".

En el ámbito de la industria del espectáculo, Biden no ha sido bien recibido: el productor Damon Lindelof y el director ejecutivo de Endeavor, Ari Emanuel, quienes son figuras muy críticas en el ámbito del entretenimiento, han pedido públicamente a otros donantes que detengan la financiación hasta que se presente otro candidato demócrata.

Esta semana, tanto el cofundador de Netflix Reed Hastings como la heredera del coloso del entretenimiento The Walt Disney Company, la cineasta y filántropa Abigail Disney, expresaron su rechazo a la candidatura del presidente y suspendieron sus millonarios flujos de financiamiento.

El equipo del líder y gobernadores demócratas cercanos ha intentado evitar las críticas y tranquilizar la opinión pública, y según las cifras más recientes, la campaña anunció que había obtenido 264 millones de dólares durante el segundo trimestre del año.

El informe emitido el 2 de julio afirmaba que junio había sido el mes "más destacado" de la campaña, destacando que el día del debate presidencial fue "el más destacado en cuanto a recaudación", y que el día siguiente fue "el segundo más destacado", a pesar de que Biden fue considerado como el ganador en la competencia directa contra Trump por los medios y las encuestas.

El potencial de Kamala Harris

Después de un debate ruidoso y una intervención débil de Biden, se llevaron a cabo varias reuniones entre donantes y consultores con el fin de mantener la confianza de aquellos que financian la campaña. No obstante, muchos comprenden que si los demócratas desean su dinero, el presidente debe renunciar.

En un desayuno que se llevó a cabo el pasado viernes en Colorado entre alrededor de cincuenta donantes influyentes y el comité de acción política American Bridge, se pidió a los presentes que levantaran la mano para demostrar cuántas personas creían que Biden debería ceder. Según The New York Times, casi todos dieron su aprobación.

En una reunión adicional el miércoles pasado, numerosos donantes cuestionaron no solo el papel del actual presidente de EE.UU. en la carrera presidencial, sino también si la vicepresidenta, Kamala Harris, sería una alternativa menos favorable que un Biden que se encuentra en un estado de coma o fallecido.

El 72% de la población tiene una preferencia distinta. En una conversación privada, James Carville, quien fue asesor de Bill Clinton, preguntó por qué no se lo otorgaba. Además, instó a cortar el financiamiento a la campaña de Biden para acelerar su salida, según Semafor.

Sin embargo, Biden mantiene su postura de que no abandonará la campaña y que es la persona "más adecuada" para dirigir el país. En una entrevista con ABC el viernes, el presidente afirmó que la única forma en que podría dejar la carrera presidencial es si "el Todopoderoso" lo solicita.

Harris ha desmentido los rumores sobre su posible reemplazo. Después de salir de un acto de recaudación de fondos en California el martes, dijo en una entrevista con la cadena CBS: "Estoy orgullosa de ser compañera de fórmula de Joe Biden".

Actualmente, Trump está en la cima de las encuestas para convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos. Según la media de las encuestas realizadas por la web FiveThirtyEight, el político republicano tiene un 47% de las intenciones de voto, en comparación con el 42% del actual mandatario. Antes de la discusión, la discrepancia era prácticamente nula, en una situación de empate virtual.

Te puede interesar
Lo más visto