Lun. May 16th, 2022

La Cornisa presentó el show de Subsidios para Todos y Todas del gobierno nacional

Del escándalo de Nacha Guevara al conflicto en el INCAA pasando por la causa judicial que involucra a la portavoz, Gabriela Cerruti, el programa periodístico de La Nación + analizó quiénes son los grandes beneficiarios del festival de subsidios del Frente de Todos.

Tres de cuatro pesos del presupuesto nacional de este año están destinados a subsidios y transferencias, incluidas las jubilaciones. Según los datos oficiales del ministerio de Economía, el 77,11% de lo que el Estado gastará en el año 2022 estará destinado a “transferencias” y “subsidios” al sector público, privado, provincial, municipal y/o universitario. El resto, 8,42%, se utilizará en gastos en personal y otro 7,20% en servicios de deuda y disminución de otros pasivos.

En ese millonario universo de subsidios y transferencias, las jubilaciones y retiros se llevan la porción de la torta más elevada con el 42,68%, seguido por el asistencialismo -21,95%- y las pensiones con el 19,74%.

Dentro de toda esa inmensa masa de dinero se incluyen las transferencias a cooperativas y asociaciones civiles para manejar planes sociales como analizó La Cornisa en sus últimas emisiones.

INCAA S.A.

Del rubro de transferencias a organismos estatales aparecen los millonarios subsidios al INCAA superan los 3.000 millones de pesos anuales. Esta semana, el cineasta Luis Puenzo fue despedido de la presidencia del INCAA en medio de un escándalo y pelea interna en el seno del gobierno.

La Cornisa accedió al listado completo de subsidios a películas argentinas durante los dos primeros años de gobierno del Frente de Todos. El año pasado, ninguna película argentina ingresó entre las 25 más vistas de las salas de cine.

Según datos oficiales el presupuesto 2021 fue de $ 3.766.000.000 para ingresos corrientes. Al saliente Puenzo lo criticaron desde las filas del Ministerio de Cultura de Tristán Bauer que promocionó para presidir al INCAA a su número dos, el denunciado productor, Nicolás Batlle. La Cornisa accedió a la información oficial sobre el subsidio que recibió “El último inmortal” de Magoya Films por más de un millón de pesos por parte del Instituto. Magoya Films perteneció a Batlle hasta diciembre del 2019. Sin embargo, el actual presidente del INCAA, fue denunciado por supuesto tráfico de influencias en el juzgado de Sebastián Casanello por aprobar un subsidio de 17 millones por el film de Magoya, “Crímenes de Familia” que terminó estrenándose en Netflix y protagonizado por Cecilia Roth.

Una portavoz de los dos lados del mostrador.

Otro de los escándalos de la última semana fue la imputación a la portavoz Gabriela Cerruti por posible tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública que investiga el fiscal Carlos Stornelli.

La funcionaria nacional habría recibido fondos públicos para sus proyectos privados mientras era diputada nacional. Asumió como portavoz el 15 de octubre de 2021.

En un pedido de acceso a la información pública, la Subsecretaría de Gestión Administrativa de la Jefatura de Gabinete respondió que las asociaciones civiles que manejó Cerruti como su portal, Nuestras Voces, no recibieron fondos públicos. Sin embargo, la Dirección Nacional de Publicidad Oficial, informó lo contrario anexando las pautas recibidas por la funcionaria  por un total de $829.167 en concepto de pauta publicitaria del gobierno nacional. En su portal, el rol de Cerruti como creadora del sitio ya no aparece visible para los lectores.

Reparaciones históricas para Todos.

Días atrás, la actriz Nacha Guevara salió a contestar a los que criticaron que haya cobrado un millonario subsidio por casi 12 millones de pesos por su exilio forzado durante el peronismo y la última dictadura militar. Pero no fue el único caso. La Cornisa solicitó el listado completo de subsidios que gestionó la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y su titular, Horacio Pietragalla Conti, aseguró que no subsidiaban a nadie directamente:

 “Esta Secretaría a mi cargo, no ejecuta ningún programa que dependa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos mediante el cual otorguen subsidios a organismos de derechos humanos y/o asociaciones civiles sin fines de lucro”.

Sin embargo, según la página oficial del Ministerio de Justicia este año –enero y febrero- ya se gastaron en subsidios por reparación histórica de la dictadura militar $ 146.072.322,40

El programa de La Nación + accedió a las transferencias realizadas por el Ministerio de Justicia durante los dos primeros años del gobierno de los Fernández. Sólo durante el año 2021, se pagaron $996.793.720,66 por la Ley Reparación Histórica que se amparó Guevara para cobrar casi 12 millones de pesos.

Otra de las instituciones que recibió subsidios fue la Universidad Popular de Hebe de Bonafini por $200.049.000, la Ex ESMA –Espacio para la Memoria- $ 288.117.979,32 y las Abuelas de Plaza de Mayo por $ 105.572.000.

Pero los organismos de derechos humanos reciben subsidios a través de la Jefatura de Gabinete que, ante la requisitoria periodística, informó que también subsidia a sindicatos amigos como la Unión Obrera de la Construcción –UOCRA- por 500 mil pesos, el Sindicato Único de Peajes de Facundo Moyano por $508.760, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo en $500.000, la Confederación Nacional de Cooperativas LTDA por medio millón de pesos y la Agrupación Mapuche Aigo de Neuquén por $550.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.