Lun. May 16th, 2022

Un ministro cercano a Alberto también estuvo de vacaciones en el exterior

Se trata de Claudio Moroni, ministro de Trabajo, que pasó la primera quincena de enero en un balneario de la costa uruguaya.

Cuando todavía no cesa el escándalo por las vacaciones de la titular del PAMI, Luana Volnovich, en la exclusiva isla del Holbox, México, pese al pedido expreso del presidente, Alberto Fernández, de que vacacionen en el interior del país, un nuevo funcionario del Gobierno desoyó al mandatario y optó por pasar sus días de descanso en el exterior.

Se trata del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, quien estuvo en Uruguay durante la primera quincena de enero. Si bien está lejos del destino lujoso de Volnovich, sorprende que el funcionario haya optado por salir del país, pese a su cercanía y amistad con el presidente. A raíz de la explosión de casos de covid y la falta de dólares, Fernández había pedido a sus funcionarios que den un gesto a la sociedad y que sus días de descanso los pasen en algún lugar dentro del país.

Moroni viajó en automóvil hacía el país oriental para veranear en la ciudad de La Paloma, donde su esposa María Beatriz Ruscica tiene casa “hace más de 20 años”, según confiaron allegados al ministro a Clarín. “No hay nada que ocultar. Hace más de diez años va regularmente en el verano y más de veinte en forma ocasional. Estaba toda su familia allá”, agregaron.

Tras conocerse la noticia, el propio Moroni salió a aclarar la situación: “Vacacioné en el exterior. Después de dos años muy dificiles es atendible que uno tome sus vacaciones donde está su grupo familiar. En mi caso en particular hace más de diez años que veraneo en Uruguay: mis hijos, mi nieto y mis primos están allá”, sostuvo al mismo medio.

Lo cierto es que las vacaciones de los funcionarios del Frente de Todos quedaron en el ojo de la tormenta luego de que se difundiera una foto de Luana Volnovich en un bar de Holbox, en el Caribe Mexicano, junto con su pareja, Martín Rodríguez, quien también es el número dos del PAMI. A la polémica se sumaron las vacaciones del ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, en Cuba. Al respecto, desde Casa Rosada aseguraron que el ex intendente de Avellaneda pidió permiso al presidente ya que, aparentemente, tenía un pasaje comprado hace dos años.

La explosión de casos de coronavirus, la falta de dólares y la disposición del Banco Central de prohibir las cuotas para la compra de pasajes al exterior, el presidente le pidió a sus funcionarios que se tomen vacaciones dentro de argentina, en línea con la situación que atravesaba el país. La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, había considerado en esta línea que “alentar el turismo interno es importantísimo”.

Algunos funcionarios optaron por desoír las recomendaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.