Lun. Nov 29th, 2021

El trasfondo detrás de la visita de Alberto Fernández a Ensenada

Mientras un trabajador denunciaba ante el Presidente «la guerra de barras», la mano derecha del polémico Iván Tobar custodiaba la puerta del restaurant donde almorzaba. VIDEO.

En otro violento capítulo de la interna que divide a la UOCRA, dos facciones enfrentadas protagonizaron una feroz pelea en el partido bonaerense en Ensenada.

A pocos metros del lugar, Alberto Fernández realizó un timbreo.

Tras conversar con vecinos y subir el video a Twitter, el Presidente se refugió en un restaurant «Lo de Keta» para almorzar junto al intendente local Mario Secco y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

Allí fue abordado por un joven que le hizo un reclamo ante el conflicto que envuelve al gremio.

«Hoy en la puerta 2 de YPF nos cagaron a palos. No nos dejaron entrar a trabajar por la guerra de los barras. Denos una mano. Nosotros somos gente buena», le dijo el trabajador a Fernández, que le limitó a saludar y hacer la «V».

La batalla campal fue protagonizada por un grupo vinculado a Juan Pablo «Pata» Medina y la agrupación Blanca y Azul, que responde al barrabrava del club Estudiantes de La Plata Iván «El General» Tobar.

Pero ese enfrentamiento esconde algo más que una disputa sindical.

Además de intentar desbancar a Medina de la conducción de la seccional platense de la UOCRA, la banda de Tobar es se encarga de custodiar a Secco. El intendente que almorzaba con el Presidente.

Así lo confirmaron a PeriodismoyPunto fuentes a pruebas de desmentidas, que precisaron que la puerta de «Lo de Keta» era custodiada por una camioneta Amarok negra que ocupaban alfiles de Tobar.

Uno de ellos era Rubén Darío «Tino» Alzogaray, mano derecha del barra de Estudiantes.

En julio del año pasado, Alzogaray fue acusado junto a otros dos dirigentes sindicales por un enfrentamiento en Berisso que terminó con un herido de bala.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *