Vie. Oct 22nd, 2021

Cuando el dato mata al relato

La respuesta, punto por punto, de Pyp a Secretaría General de la Presidencia.

“Miente, miente, que algo quedará”, reza una famosa frase, que fue utilizada por innumerables personajes del ámbito público. La idea alrededor de esta frase fue esbozada por pensadores, filósofos y escritores desde hace mucho tiempo. El acento no está puesto en la mentira, sino en repetirla. El Gobierno lo sabe muy bien y, al parecer, Julio Vitobello, a cargo de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, se subió a la moda de las desmentidas.

Mientras la ex secretaria de Medio Ambiente del gobierno de los Kirchner, Romina Picolotti es condenada, básicamente por usar fondos públicos para beneficio propio -una amiga de lo ajeno-, el cuarto gobierno kirchnerista vuelve a repetir viejos métodos. Los personajes son los mismos: Alberto Fernández. Hace 14 años acusó de operador a Claudio Savoia, periodista de Clarín, que destapó la olla de mugre en Medio Ambiente. Ahora, se la agarraron con el canal La Nación+ que levantó una publicación de este portal sintetizándola en una placa televisiva.

Para tal fin, Secretaría General de la Presidencia de la Nación se tomó tres días para armar un comunicado, con el objetivo de refutar, punto por punto, los datos. Es una pena que hayan tardado tres semanas en contestar las respuestas de este medio, además de evitar contestar un pedido de acceso a la información pública de la diputada radical, Karina Banfi sobre los gastos de la Primera Dama.

Para comenzar, el comunicado esgrime que se trata de “información falsa y/o su presentación tendenciosa con el aparente objeto de tergiversar la realidad”. De esto nos ocuparemos más adelante. Ahora bien, a unos renglones de distancia, explican que la Secretaría General de la Presidencia de la Nación “tiene la obligación de efectuar las siguientes aclaraciones a efectos de evitar confusiones en la ciudadanía”. Nada más alejado de la realidad. Si ese era el fin lo hubieran publicado en alguna de las páginas oficiales del Gobierno, en alguna de las páginas y/o cuentas oficiales en redes sociales de algún organismo y/o funcionario. En su defecto, algún funcionario hubiese salido a hablar públicamente. Hasta también podrían haber sacado una solicitada en alguno de los medios de comunicación. Estas son algunas de todas las alternativas que tuvo el Gobierno si quería que la ciudadanía supiera. Pero no solo que no sucedió, sino que tampoco era la intensión; ya que el comunicado fue entregado a medios y periodistas seleccionados de manera directa. Mentira uno.

Ahora sí, vamos a desmentir al Gobierno, una vez más, punto por punto.

Punto n°1: Periodismo y Punto publicó que “según el presupuesto oficial, el gobierno gastará en el año 108.200.000 pesos en pasajes. A esto se le suman $88.170.000 en concepto de viáticos”. Según el sitio oficial https://www.presupuestoabierto.gob.ar/ Secretaría General de Presidencia de la Nación tiene presupuestado para 2021 $108.200.000 en pasajes y $88.170.000 en viáticos. Nadie mencionó nada acerca de lo ejecutado, sobre este punto, ni sobre los otros. Tampoco lo hicieron los medios de comunicación y periodistas que reprodujeron el artículo; simplemente porque no estaba ahí.

Nunca escribimos nada acerca de lo gastado hasta el momento en 2021. El Gobierno aduce que los pasajes y viáticos son para “otros funcionarios del Poder Ejecutivo”. Lo que no aclaran es que, también, en estos, viajan el presidente y su pareja. Mucho menos de que, dentro de las comitivas están la estilista de Fabiola Yañez, entre otros, como publicó Periodismo y Punto

Dato mata relato. Punto 1

            Punto n°2 y n°4: Otra falacia. Nuevamente, según el sitio oficial https://www.presupuestoabierto.gob.ar/ Secretaría General de Presidencia de la Nación tiene presupuestado para 2021 $108.200.000 en alimento para personas. En el comunicado aclaran lo mismo que publicamos: “Finalmente, el Presidente y su equipo deben estar bien alimentados. En ‘alimentos para personas’ se gastarán 90.220.000 pesos para las 577 personas de la Secretaría Presidencial”. Lo que no dicen es que comen como la realeza de un país del primer mundo, mientras hay más de 50% de pobreza. Periodismo y Punto publicó el “menú gourmet” para funcionarios y empleados de la Casa Rosada y la Quinta Presidencial de Olivos en junio de este año. También publicamos el gasto de frutas y verduras, panes y medialunas, construcción y equipamiento de cafeterías, adquisición de manteles y arreglos florales (https://periodismoypunto.com/2021/06/el-gobierno-gastara-mas-de-15-millones-en-frutas-y-verduras-premium-para-funcionarios-y-empleados-de-casa-rosada-y-quinta-de-olivos/). La “Mesa contra el Hambre” todavía no mostró un resultado y/o acción concreta. Pero mientras tanto, la mesa de la abundancia está servida.

En la misma línea desmienten que se hayan utilizado los $150.000 en Dylan, Procer, Kalia y Blue, los perros presidenciales. El Gobierno aduce que ese dinero se destinó a “ovinos, conejos, gallinas y perros detectores de explosivos”. En lugar de ‘ovinos’, tendrían que haber escrito ‘ovino’; porque hay una sola, que se llama ‘Argentina’. La oveja fue presentada en la red social Instagram de Dylan, en diciembre de 2019, y fue adoptada por Alberto Fernández. No obstante, revisamos las 30 páginas de los obsequios realizados al presidente de la Nación, desde el 10 de diciembre de 2019, a la actualidad, y la oveja ‘Argentina’ no se encuentra ahí (https://www.argentina.gob.ar/anticorrupcion/obsequiosyviajes). Por consiguiente, es la misma Secretaría General de la Presidencia de la Nación la que confirma que se está utilizando dinero público para gastos de una mascota personal. Otra más que le pegamos los gastos con la nuestra. La de Todes.

 La información fue corroborada por fuentes de la Secretaría de Presidencia de la Nación de la administración anterior, quienes afirmaron que ese ítem antes no existía. Además, se consultaron los datos con fuentes de Casa Militar, tanto de la gestión anterior, como de la actual. El factor común de todas las fuentes consultadas fue que el gasto corresponde a los perros del presidente. Lo que no pudimos corroborar, y por eso no lo publicamos, es que dentro del enorme número que representa el gasto de comida para perros estarían los gastos en entrenadores caninos y veterinarios.

El item del escándalo

            Punto n°3, n°7 y n°8: Fabiola Yáñez utiliza vestidos que cuestan miles de dólares de diseñadores de primer nivel, tanto nacionales, como del exterior. Además de accesorios como carteras y bijouterie que cuestan una pequeña fortuna. Sin olvidar que la primera dama no repite vestuarios. Secretaría General de la Presidencia de la Nación no tiene un presupuesto asignado para las primeras damas. Si Yáñez no percibe salario alguno y el presidente, su pareja, no puede costear con su salario el gasto mensual que demanda su pareja, ¿de dónde sale el dinero para pagar lo mencionado y servicios de peluquería, vestuaristas, cosmetólogas, masajistas, estilistas, entre otros? Fue el mismo Gobierno el que confirmo que no existe una partida destinada para ella y que los gastos salen de este organismo. Entonces, ¿dónde se imputan los gastos de Yáñez en el presupuesto? En nuestro artículo se puso textual: “Aunque no lo sabemos, en Presidencia de la Nación se gastará este año $6.410.000 en ropa. A ello se suma las ‘confecciones textiles’ por 580.000 pesos de los que se lleva gastados el 195,29%. O sea, se gastó más del doble inicial. A esto se suma los ‘hilados y telas’ por 1.140.000 pesos que casi no se gastó”.

Con respecto a las confecciones textiles, el Gobierno asevera que “corresponde a la confección de banderas de Ceremonia compradas para los salones protocolares de la Casa de Gobierno, la Residencia Presidencial de Olivos y los demás edificios de la Secretaría General y para el 2021 se presupuestaron $580.000”.

En el portal oficial “Compr.Ar”, donde se deberían registrar todas las compras del Estado Nacional quedó registrada la contratación directa para “Adquisición de banderas y sus complementos para ceremonias presididas por el Sr Presidente”, bajo el número de proceso 23-0008-CDI21, de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación. Esta fue adjudicada a la firma Nuevo Milenio SRL, por un monto de $1.682.060. En ninguna parte se especificó que el Estado Nacional le suministrará al adjudicatario la materia prima. Por otra parte, este gasto supera ampliamente los $580.000 presupuestados inicialmente.

Sobre los hilados y telas, el Gobierno alega que se refiere a los gastos destinados a cortinados, retapizados, alfombras y manteles de la Casa de Gobierno, la Residencia Presidencial de Olivos y los demás edificios que tiene a su cargo la Secretaría General sin presentar un solo documento que acredite lo afirmado.

Punto n°5: El Gobierno arguye que el presupuesto anual para combustibles y lubricantes es de $48.700.000 y está destinado a la flota de automóviles de la Secretaría General y a los aviones y helicópteros de la flota aérea presidencial que no solo es utilizada por el Presidente de la Nación, sino también por funcionarias y funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional.

Disculpen por tener que ser reiterativos. Otra vez, según el sitio oficial https://www.presupuestoabierto.gob.ar/ Secretaría General de Presidencia de la Nación tiene presupuestado para 2021 $49.240.000 en combustibles y lubricantes. Periodismo y punto publicó: “El aumento de la nafta es indudable y en Presidencia se invertirá 49.240.000 en ‘combustibles y lubricantes’”. Otro dato que les desmentimos con pruebas.

Punto n°6: Sobre el ítem herramientas menores, el Gobierno expresó que corresponde a las herramientas de mantenimiento edilicio y automotor para todas las dependencias de la Secretaría General y la flota automotor y el presupuesto otorgado para el año 2021 es de $1.400.000, hasta la actualidad se han utilizado $175.000.

                Nuevamente seremos repetitivos. Disculpas, una vez más. Otra vez, según el sitio oficial https://www.presupuestoabierto.gob.ar/ Secretaría General de Presidencia de la Nación tiene presupuestado para 2021 $1.420.000 en herramientas menores. Otra mentira más y van…

Punto n°9: En el comunicado se explica que el monto total presupuestado para 2021 en libros y revistas es de $3.100.000 y lo gastado hasta la actualidad es $271.000 destinados a la Secretaria General y a la Secretaria de Asuntos Estratégicos.

El ítem del presupuesto se denomina “libros, revistas y periódicos” y, efectivamente, el presupuesto para 2021 es de $3.100.000; tal cual lo publicamos. Se ve que este dato si lo corroboraron correctamente. Por otro lado, el Gobierno busca deslindar al presidente y la primera dama de la lectura de “libros, revistas y periódicos” sin una sola prueba.

            Para finalizar, quedó demostrado que los datos fueron obtenidos de fuentes oficiales y están respaldados con documentación oficial. Además, tanto Luis Gasulla, como Federico Teijeiro, han chequeado por separado, y con diversas fuentes, las informaciones que se publicaron en el artículo de Periodismo y Punto.

El periodista Claudio Savoia realizó en 2007 una investigación que comprobó que la entonces ex secretaria de Ambiente, Romina Picolotti, utilizaba el dinero público para gastos personales. El artículo fue publicado en el diario Clarín el domingo 8 de julio de 2007, con el título “Extraños manejos en la secretaría de Medio Ambiente”. El 9 de julio, dos días después, Savoia publica la segunda entrega de la pesquisa. Al otro día, 10 de julio, y a tres días de la publicación inicial, llegó la respuesta del Gobierno.

La réplica la realizó Alberto Fernández, el por entonces jefe de Gabinete, y padrino político de Picolotti. En conferencia, y con su ahijada política a su derecha, el hoy presidente de la Nación realizó un furibundo ataque personal a Savoia, al que definió como un “perfecto copiador de carpetas mal intencionadas” y a su trabajo como “una operación política”. “Nosotros somos gente de bien. Somos gente honesta. No somos ladrones, no robamos, no lo parecemos, somos”, sentenció Fernández. La embestida sentó precedentes. Muchos otros colegas sufrieron los mismos ataques años después. A 14 años de aquellos hechos, Romina Picolotti fue condenada por gastos de 60 cajas con comprobantes de gastos de sushi, viajes y hasta noches de hoteles.

También, 14 años después, continúan utilizando el mismo modus operandi: tres días para responder, sin pruebas, con ataques y descalificaciones a medios y periodistas y alegando que todo se trata de una operación mediática o, como se suele llamar ahora “fake news”. Un comunicado direccionado a medios y periodistas y no a la ciudadanía, como alegaron en el escrito y con información que no se respalda con la publicada en sitios oficiales. De esta manera, es el Gobierno y no nosotros quienes difunden “información falsa y/o su presentación tendenciosa con el aparente objeto de tergiversar la realidad”.

Es claro que la intención del Gobierno que encabeza Alberto Fernández no quiere “otra foto”, como la que publicó la periodista Guadalupe Vázquez, del festejo de cumpleaños de Fabiola Yáñez, con invitados, en la Quinta Presidencial de Olivos, mientras regía el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), dispuesto por el mismo presidente de la Nación.

Quieren evitar otro escándalo a toda costa.

Para ellos el 14 de noviembre está a la vuelta de la esquina.

Cuando el dato mata al relato comentarios en «2»

  1. Saben que pierden ámpliamente el 14 de Noviembre. Más allá que entre o no la psicópata y asesina Mariu Vidal, o el loquito de la guerra por venir, Milei o su coequiper Esper-ma…El tema es que tienen un plan, ellos sabían 1 mes antes que perdían…y a lo sumo empataban. El plan se llama: Suspensión D(Suspenden la elecciones por incremento de la variante Delta)…¿¿uds se pensaban que no iban a salir al ruedo???…(o sea más allá del ruedo de los vestidos, que son pagados con la sangre -literalmente hablando- del pueblo, de Fiambrola Yañes. . Fuente Seprin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *