Mar. Ene 25th, 2022

El Gobierno ocultó información sobre 5830 vacunas que podrían perder su cadena de frío

Dudas sobre los datos oficiales reflejados en el monitoreo de vacunación.

La «campaña de vacunación más grande de la historia» como se cansa de repetir el oficialismo, comenzó con un escándalo. Antes de que explotase el vacunatorio vip y Ginés González García fuese eyectado de su cargo como ministro de Salud de la Nación, al comenzar el año se conoció la noticia de que en Olavarría se había perdido la cadena de frío de 400 dosis de la vacuna Sputnik V. Rápidamente, le quisieron echar la culpa al intendente del PRO, Ezequiel Galli, pero la investigación judicial echó responsabilidades sobre la provincia de Buenos Aires y los sindicatos. Aún investiga, lentamente, la justicia.

Pero lo ocurrido en Olavarría no fue una excepción. Se trata de una de las decenas de pérdidas de vacunas en todo el país. Así lo reveló un pedido de acceso a la información pública realizada por el periodista Federico Teijeiro y que analizó el equipo periodístico de PeriodismoyPunto. Según se desprende de la información oficial, 5830 vacunas podrían perder la cadena de frío. Desde el 6 de enero de 2021 cuando se perdieron 125 vacunas en San Fernando del Valle de Catamarca, pasando por el posible «sabotaje» en Olavarría por otras 400 dosis, cada mes hubo una pérdida de vacunas en el país.

En Ituzaingó, por ejemplo, al comenzar el año, se perdieron 440 vacunas. El 21 de enero, otras 40 dosis no se pudieron utilizar en la localidad de Trelew en Chubut. Ese mismo día, otras 145 vacunas tuvieron que ser trasladadas nuevamente al freezer por cuestiones de impericia técnica. Febrero comenzó con 50 dosis inutilizadas en Baradero, provincia de Buenos Aires. En Marzo pasó lo mismo pero en la localidad de Rojas. En la capital salteña, marzo no fue el mejor mes. Se perdieron dosis de Astraz Covac, Sputnik y Sinopharm.

En marzo, una de las pérdidas más grandes de vacunas se dio en Concepción, en Tucumán, provincia gobernada por el ex ministro de Salud, Juan Manzur. 177 dosis fueron descuidadas. Pero el record se lo llevó el club Tristán Suárez, en el sur del conurbano bonaerense, con 380 dosis Covax. El vacunatorio Don Bosco en Neuquén tampoco está entre los más eficientes: 507 vacunas a revisión. ¿Cuántas vidas se podrían haber evitado en esos primeros meses de llegada tardía de vacunas al país?

Pero lo llamativo no es únicamente la constante pérdida de vacunas por descuidos, fallas eléctricas, cadenas de frío no respetadas o sospechas de sabotaje. El monitoreo oficial de vacunación a nivel nacional no incluye ese ítem. ¿Cómo figuran esas vacunas antes mencionadas? La misma situación irregular se da en el monitoreo online de la provincia de Buenos Aires.

¿Cómo se computan las casi 6000 vacunas que perdieron la cadena de frío?

La información oficial otorgada por las áreas correspondientes del gobierno nacional no responden esa pregunta. Pero los datos son elocuentes.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *