Mar. Nov 30th, 2021

De vuelta a la Argentina: Colombia le negó el ingreso a Juan Grabois

La decisión obedeció a una supuesta falta de respeto del dirigente social a las autoridades del aeropuerto cuando saltó una alarma en el sistema; él lo niega y asegura que fue detenido y agredido.

Colombia le negó este martes el ingreso a Juan Grabois, quien formaba parte de una delegación de observadores con la misión de supervisar supuestas violaciones a los derechos humanos en ese país, y lo envió de vuelta a la Argentina.

«Detenido y agredido nuevamente por un gobierno autoritario. Ahora en un cuartito. Esperando. Mis compañeros argentinos y colombianos intentando resolver afuera ¡No tenemos miedo! La Patria Grande está de pie», escribió en Twitter el dirigente social, miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, antes de que las autoridades migratorias colombianas lo obligaran a subir a un avión para su regreso a Buenos Aires.

Poco después, el mismo Grabois contó en la misma red social que lo subían a un vuelo con destino a Perú: «Me han retenido la documentación y el equipaje. Me suben custodiado a un vuelo a Lima, sin explicación de mi ulterior destino. Son tiempos de cambio para América Latina. Nada va a ser fácil. Pero despertamos. Adios Colombia ¡Fuerza!».

En un audio publicado por la misión de observadores, Grabois contó que fue «agredido con empujones y un golpe en la cara por dos funcionarios de migraciones», y luego otros dos oficiales le informaron que se le «denegaba el ingreso» porque su «presencia era una amenaza para la seguridad del Estado».

Sin embargo, la dirección de Migraciones de Colombia emitió un comunicado de cuatro puntos en el que contradijo esa versión, y explicó que prohibió el ingreso del referente de la CTEP debido a que le faltó el respeto a las autoridades del aeropuerto cuando saltó una alarma en el sistema. Además, resaltó que que 19 de los 20 integrantes de la comitiva fueron autorizados a entrar al país.

Integran la misión representantes de varias organizaciones, entre ellas el Servicio de Paz de Justicia (Serpaj), la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), la Asociación Americana de Juristas (AAJ), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

La idea de la delegación es permanecer en Colombia hasta el 2 de junio, y visitar, además de Bogotá, otras ciudades de magnitud importante en materia de movilizaciones, pero también en las que acumulan más denuncias por abusos de las fuerzas de seguridad.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *