Dom. May 9th, 2021

Espionaje ilegal. La jueza Capuchetti se excusó de intervenir en la causa

Había recibido el expediente este jueves, por orden de la Cámara Federal de Casación Penal.

La jueza federal Nº 5, María Eugenia Capuchetti, se excusó de intervenir en la causa por presunto espionaje ilegal que hasta este jueves, cuando le fue remitida por orden de la Cámara de Casación Penal, tramitó en Lomas de Zamora. Su decisión, explicó, obedece a que ella también fue víctima de tareas de inteligencia ilegal en marzo de 2018. Su caso forma parte de otra investigación, que pasó por sus manos hasta noviembre pasado y hoy lleva su colega Sebastián Ramos.

Ahora, el expediente será remitido a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal a fin de que sortee el Juzgado que deberá intervenir en lo sucesivo.

«Habiendo arribado a esta sede las actuaciones de referencia y habiéndome informado de su contenido, habré de excusarme de actuar en las causas de referencia», planteó en un escrito de ocho páginas al que PyP tuvo acceso.

En este sentido, Capuchetti indicó que luego de haber sido como subrogante a cargo del juzgado federal Nº 6, vacante desde la jubilación de Rodolfo Canicoba Corral, tomó conocimiento de una causa -la 4262/17- que «tuvo su inicio a partir de diferentes denuncias originadas por una columna publicada por el periodista Carlos Pagni en el diario La Nación con fecha 2 de abril de 2017» y en la que descubrió que fue víctima de espionaje ilegal.

«En su marco se llevaron a cabo una gran cantidad de medidas pruebas, entre las cuales se solicitó a la Dirección Nacional de Migraciones un informe sobre las consultas de movimientos migratorios que se habían hecho respecto de jueces, fiscales, legisladores, etc.», repasó. Y señaló que con su resultado se formaron diferentes legajos, entre los que se investigan las consultas efectuadas en el sistema sobre sus movimientos migratorios.

«Dichas consultas habrían sido realizadas por la Agencia Federal de Inteligencia, en el período de tiempo en el cual se circunscriben los hechos aquí investigados», apuntó. Y agregó que «en aquella causa se pudo probar el ingreso por parte del personal de la AFI (Sede Central)» al sistema de Migraciones el día 20 de marzo de 2018, «ocasión en la que se consultó en tres oportunidades los movimientos migratorios» correspondientes a su persona.

«Por tal motivo, el pasado 26 de noviembre de 2020 me inhibí de continuar en esas actuaciones, por encontrarme entre los posibles damnificados de las operaciones denunciadas», concluyó su repaso la jueza, que trazó un paralelismo con la ex causa de Lomas de Zamora (Nº 14149/20) al indicar que en ella «se investigan similares maniobras de inteligencia ilegal de las cuales resulté damnificada».

Y como ejemplo citó el caso del hoy ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi. «La investigación tuvo por probado que el día 5 de enero de 2018, Leandro Araque le envió a Jorge Sáez el mensaje: ‘Avisale a Diego x si le sirve para algo q Ferraresi viajo el 30/12 a EE UU con toda la flia y todavia no volvió’, como resultado de la información que habrían obtenido de la compulsa de la base de datos de Migraciones», afirmó.

Por último, Capuchetti consideró «posible que aquí resulte útil la comparecencia en calidad de testigos de aquellas personas que resultarían ser víctimas de los hechos que constituyen estos procesos» y resaltó que, por encontrarse dentro de ese grupo, «sería necesaria» su declaración «en dicha calidad» y ello la excluye de intervenir en la investigación.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *