Periodismo y Punto

Ruta del dinero K. El Gobierno quiere una condena a Lázaro Báez para tapar el VacunaGate

Desde México, Alberto Fernández conocerá la resolución del juicio de la ruta del dinero K. En estas horas, Lázaro Báez dejó trascender a su entorno que será absuelto. En sus redes sociales -le manejan un Instagram y hasta un Twitter- el empresario de Austral Construcciones alimentó su esperanza con algunos gestos políticos de los últimos tiempos como la demora en la decisión del Tribunal que lo juzgará tras 4 años y medio de prisión.

Los jueces no quieren que el fallo salga dividido. Hasta última hora limaron diferencias internas. Néstor Costabel se animó a condenar a Amado Boudou y no le temblaría el pulso en hacer lo propio con el empresario más importante de la Patagonia durante el kirchnerismo. María Gabriela López Iñiguez tiene una postura menos crítica con la llamada «década ganada» mientras que el voto de Adriana Palliotti sería determinante. El optimismo del entorno legal de Báez choca con el pesimismo del resto de las defensas. Una absolución de Báez implicaría una decisión similar para el resto de los involucrados por lo tanto la sociedad se preguntaría: ¿Y dónde fueron a parar los 55 millones de dólares? ¿Qué pasó con Teegan Inc? ¿Había ruta del dinero K o fue todo un invento?

Pero Báez será condenado excepto que existan los milagros. Un hombre que estuvo preso 4 años y medio y que el Estado le intervino sus empresas, difícilmente podría ser absuelto. La defensa del empresario no lo ayudó. Se dedicó a teorizar sobre el Lawfare y en hablar de una megaconspiración ideada por intereses internacionales, periodistas vernáculos, fondos buitres, medios de comunicación, servicios de inteligencia y, cuando no, Mauricio Macri que, asumió la Presidencia cuando la ruta del dinero K estaba a mitad de camino…

En el entorno de Alberto Fernández desean que se deje de hablar del VacunaGate. Nada tienen que ver con Báez, dicen. Por eso no ejercieron ningún tipo de presión judicial -Alberto se la pasa opinando de investigaciones en curso- con un personaje que no lo consideran propio. Báez quiso acercarse como sea a Cristina pero, en el fondo, Ella cree que la plata que terminó en los paraísos fiscales era suya. «Que se haga cargo de lo que me hizo» razonaría la actual Vicepresidenta.

Antes del mediodía, Báez podría recibir una pena que oscilaría entre los 6 y 12 años de prisión. La clave es si la condena es por evasión o lavado de activos. Si hay lavado y el delito precedente es la obra pública, Cristina Kirchner estará a un centímetro de una condena penal en la causa Vialidad Nacional. Pero siempre el hilo se puede cortar en lo más delgado… o en Julio De Vido.

Por eso los nervios tuiteros del ex Ministerio de Planificación que imagina que llegarán hasta él para salvar a la Reina.

Absolver a Báez en medio del escándalo del VacunaGate sería el peor escenario para Alberto Fernández.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Salir de la versión móvil