Vie. Ene 15th, 2021

Una vacuna llamada propaganda

El kirchnerismo le pone épica hasta a un flete aeronáutico.

La transparencia y, en particular, el acceso a la información pública por parte de los ciudadanos, es hoy una característica fundamental de los sistemas republicanos y democráticos de gobierno. Los estados que ocultan información y no exteriorizan claramente los motivos de sus decisiones le quitan al ciudadano la posibilidad de decidir racionalmente sobre sus cuestiones privadas, y también sobre aquellas cuestiones que influyen en la vida pública de un país.

Excluida o restringida la Razón, las decisiones se adoptan igual, porque las personas y las sociedades no pueden vivir sin ellas. De esta manera, a falta de información, las decisiones se toman sobre la base de creencias y, consecuentemente, con menos Libertad. Así, nuestro futuro queda determinado por lo que creemos sobre las cosas, y no por lo que conocemos de ellas.

La llegada de la vacuna se transmitió en vivo y en directo por varios canales de TV

Como ya hemos dicho otras veces, el populismo suele cambiar la participación de la ciudadanía por los actos de ciega sumisión al líder, y la información pública por propaganda. El rol de esta última adquiere importancia ante la falta de información, para influir en las decisiones desinformadas de los ciudadanos; en definitiva, se trata de influir en las creencias, para condicionar y uniformar las decisiones.

Alguien podrá pensar que determinadas actividades propagandísticas encaradas por los gobiernos están destinadas al fracaso por su propia ridiculez. Pero la realidad es que, a falta de información y a falta de transparencia, la propaganda es todo lo que le queda al Estado en materia de comunicación.

En fin, la vacuna que se aplica masivamente en Argentina es de fabricación local, demanda una enorme inversión de fondos estatales, condiciona todas las políticas públicas, y pretende generar anticuerpos suficientes, contra las ideas que se oponen al régimen delictivo que nos gobierna. Su nombre es Propaganda y su éxito o fracaso depende exclusivamente de nosotros.

José Lucas Magioncalda  

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

2 thoughts on “Una vacuna llamada propaganda

  1. La verdad es que da una verguenza asquerosa, de la peor, ver a estos miserables hacendo su relato para la GILADA, de ultima…¡cumplen con su deber!

  2. Cada vez nos hundimos más y más y más. Vergüenza escuchar el relato del despegue y ver llorar a la discípula de Biró. Si ellos son la patria yo soy extranjero decía un genial Charly García en Botas Locas de Sui Genéris.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *