Sáb. Ene 16th, 2021

Capitanich entregó una combi policial usada para combatir la peor ola de inseguridad de Sáenz Peña

Tierra de nadie, narcomenudeo, robos y auge de los motochorros. Cómo se vive en una de las ciudades más importantes del norte argentino.

El pasado 20 de noviembre, el gobernador chaqueño Jorge Milton Capitanich encabezó un acto en la segunda localidad más importante de su provincia: Presidencia Roque Sáenz Peña, donde entregó combis policiales y festejar el «éxito de su gestión». En el municipio que gestiona el radical Bruno Cipolini, no entendían de qué estaba hablando.

Tal como informó PeriodismoyPunto, la cantidad de policías de la que dispone el intendente Cipolini no alcanza para combatir el narcomenudeo, el robo sistemático de motocicletas y los delitos violentos que sufren sus habitantes. Allí, la policía depende del gobierno provincial y no cuenta con las condiciones básicas para prevenir ni combatir el delito.

Sin embargo, Capitanich aseguró durante el acto que la gestión en materia de seguridad era excelente y, desde el distrito opositor, anunció la entrega de combis y chalecos antibalas por casi $ 50 millones para toda la provincia. Curiosamente, en Sáenz Peña sólo dejó una combi usada.

Dentro de los casi 50 millones de pesos invertidos en seguridad, $12.244.680 corresponden a 301 chalecos antibalas de uso externo, que cuentan con un nivel de protección según normas ANNAC, nivel RB2 integral con parte frontal, dorsal y lateral en funda de material impermeable y resistente, ajustándose a lo establecido en norma RENAR MA-01 A1. ¡301 chalecos para toda la provincia!

Mientras este cronista escribe estas líneas, la localidad de Sáenz Peña se ve sacudida por el robo de 80 mil pesos a un camionero ocurrido a primera hora del día. «Al ladrillero lo entregaron y lo «zarparon» dos motoqueros» explica la fuente. Desde la intendencia aseguran que el «robo de motos se volvió constante al igual que las carteras en el centro de la ciudad».

La ministra de Seguridad del Chaco, un perfil progresista pero sin gestión.

Días atrás, Capitanich y su ministra de Seguridad, Gloria Zalazar, lanzaron el Operativo “Integral de Seguridad”. Es el mismo plan que los anteriores planes pero le maquillaron el nombre. Para Zalazar, las estadísticas demuestran que este noviembre es más seguro que el del 2019 pero nadie comparte los dichos de la mujer de 54 años, ex miembro titular del Consejo de la Magistratura del Chaco entre el 2010 y 2012. «Viene de otro palo, no entiende de seguridad» explica un analista político chaqueño cercano a Coqui.

La situación en los barrios «está a la deriva». Mientras la gobernación parece preocupada en el marketing y en cuestiones «sociales», el municipio de Sáenz Peña adquirió 50 cámaras de seguridad urbana totalizando 100 en el distrito. Piden a gritos colaboración pero la presencia policial es escasas.

El primer reclamo ciudadano es el de seguridad. La cara la ponen los intendentes pero no cuentan con policía municipal. En Sáenz Peña, decidieron llamar a los bomberos -como el dicho popular- para tratar de hacer prevención ciudadana. «Sirve pero no tienen poder de actuar» explica una especialista.

Una combi usada para una de las ciudades más populosas del norte argentino parece poco. Muy poco.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *