Lun. Nov 30th, 2020

Otro caso Etchevehere. En Santiago del Estero, la dueña de un campo denuncia que usurpadores reciben alimentos y ayuda del municipio

La agrupación MOCASE, en el ojo de la tormenta

En el paraje Monte Oscuridad, ubicado a las afueras del pueblo de Pinto, altura ruta 34, a 218 kilómetros de la capital de Santiago del Estero, una familia denuncia que le usurparon violentamente sus campos un grupo que tendría el respaldo del municipio.

Jorge Leguizamón, intendente del pequeño pueblo, lo niega pero el respaldo de alimentos, agua potable y ayuda a los usurpadores, es evidente. Se trata de un caso similar al de La Paz, Entre Ríos, cuando Dolores Etchevehere decidió tomar, a pesar de la documentación que había firmado, los campos familiares con el respaldo de Juan Grabois, dirigentes locales, el INADI de Victoria Donda y el respaldo mediático del kirchnerismo.

Sara, hija de la dueña del campo, Beatriz Maldonado, es vecina de Selva, una localidad ubicada a 60 kilómetros de Pinto. Otro productor rural, llamado Daniel, denunció en radios locales que también perdió sus campos por «gente del MOCASE» y lo acusaban de «ser gringo, nos empezaron a sacar con palos, fuimos a la comisaría pero no pasaba nada». Los productores dejamos de sembrar porque «nos prendían fuego la cosecha o un tractor» y «este tema comenzó en un campito de mi suegra de 30 hectáreas que le queríamos alquilar a Serafín -un productor agropecuario- pero llegó esta gente, nos corrieron». «Ellos usurpan los campos sin importarles si tienen dueños o no» concluyó Sara.

MOCASE es el Movimiento Campesino de Santiago del Estero. Su actuación se hizo popular años atrás en un conflicto en Salta en el que terminaron a los tiros. «Están filmados que llegaron armados, se tironearon con mi hija en una camioneta -explicó Daniel- y fui con la policía a la casa, estaban 16 integrantes del MOCASE que no son de ahí con un supuesto abogado». El dueño del campo no pudo salir. La policía dijo que se trataba de un «litigio» y que «nadie puede entrar, ni vos ni ellos». O sea que la policía terminó defendiendo a los usurpadores.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *