Mar. Dic 1st, 2020

Federici: «Lázaro Báez fue el mayor lavador de la Argentina y uno de los más importantes de la región»

Para el ex titular de la UIF no hay dudas, el dueño de Austral Construcciones fue el testaferro de Néstor y Cristina Kirchner.

Mariano Federici no tiene dudas que Lázaro Báez fue uno de los testaferros de los Kirchner. El ex titular de la Unidad de Información Financiera reveló detalles de las investigaciones que hicieron temblar el corazón de la corrupción kirchnerista. Segunda parte de la entrevista a uno de los objetivos del Ministerio de la Venganza.

Desde el exterior, el ex titular de la UIF conversó con PeriodismoyPunto sobre la corrupción en la Argentina y el futuro del país.

Usted en redes sociales explicó por qué era un dislate el sobreseimiento en la causa de enriquecimiento ilícito de Cristina Kirchner, ¿por qué lo afirma?

Las motivaciones detrás de lo que ocurrió, me exceden. Es un error lo que ocurrió porque nosotros planteamos la nulidad por cosa juzgada irritia porque el juez Norberto Oyarbide había declarado que falló «agarrado del cogote». Se basó su sentencia en una única prueba que fue la pericia de parte realizada por el ex contador de los Kirchner que también declaró, en calidad de arrepentido, con la obligación de decir la verdad, que había truchado los números en la pericia. Si esa fue la única prueba, estaba truchada y el juez declaró hacerlo por cohersión, esa sentencia debía ser declarada nula. La jueza de la causa argumenta que no tenía forma de declarar nula la sentencia porque se había quedado sin el impulso de la acción penal porque tanto la UIF como la fiscalía, en su rol de querellante, habían desistido de los recursos. Es un error. Las nulidades son cuestiones de orden público. La jueza tenía libertad total para declarar nula esa sentencia que es nula para todo el mundo. También es criticable la actitud del fiscal como de la UIF de haber desistido del planteo.

¿En algún momento sintió que el Ministerio de la Venganza irá por usted?

Sabemos que las pruebas son contundentes. Ante la falta de argumentos sólidos, es lo que debería hacer y buscar un buen abogado defensor, se hacen éstas cosas. Pero como no hay argumentos ni abogados sólidos se recurren a prácticas persecutorias, la venganza, la construcción de un relato falso como es la mentira del Lawfare que no existió. El Plan de Impunidad está absolutamente corroborado desde varios ángulos que van desde el desmantelamiento de organismos de control, aprietes a jueces y fiscales, la reforma judicial para tener la protección y solucionar el problema por vías «heterodoxas» y la represalia contra quienes investigaron. Me refiero contra funcionarios que aportamos pruebas, jueces y fiscales, periodistas que hicieron su trabajo -el periodismo de investigación está siendo muy perseguido-. ¿Nos sorprende¿ Viniendo de una asociación ilícita de la talla que quedó evidenciada en las pruebas, no. Así se comportan las organizaciones criminales.

A propósito de esta organización criminal ¿cómo nos ven desde el exterior? ¿Cómo explicar que hoy gobierna la Jefa de la Asociación ilícita?

Es muy difícil de explicar porque habla de un problema profundo. Es la falta de conciencia de los votantes sobre la gravedad que implica la corrupción para un país. Habla de errores de la actual oposición que no supo explicar bien a la gente la gravedad que tienen estos delitos al país. Mire, gran parte de los problemas que afectan hoy a la Argentina, desde lo macroeconómico y lo social, tienen que ver con la corrupción.

¿La gente lo entiende? ¿Se divisa el abismo? ¿Se comprende que lo que falta es por la corrupción?

Eso es un déficit que tiene la sana política con la sociedad. No se le dio la importancia que el tema tenía para explicarle a la sociedad la gravedad de estos hechos y la correlación con los problemas que enfrenta el ciudadano día a día. Fijese que tenemos problemas de viviendas y se ocupaba de construir viviendas Sueños Compartidos. Tenemos trenes que chocan y los concesionarios se robaban la plata, ahí tenes la correlación directa entre la consecuencia y la causa. Los que debían controlar las obras se robaron la plata para beneficio propio. Eso había que explicarlo mejor. Si hay una autocrítica que puedo hacer, es esa. No era responsabilidad de la UIF. Estábamos para investigar y aportar pruebas. Pero desde otros ámbitos se podría haber trabajado mejor. No es tarde aún.

Ustedes llegaron a investigar a los abogados de los principales acusados de actos de corrupción ¿es así? Según mis investigaciones los abogados caranchos que rodeaban a los empresarios de la corrupción estaban dispuestos a todo y llegaron a manejar la plata negra, ¿adónde arribaron?

Hicimos el planteo pues el estandar internacional marca que los abogados son sujetos obligados. Deben colaborar con el esfuerzo estatal en la prevención de los delitos, no deben involucrarse en este tipo de delitos. Argentina tiene un déficit legal en esa materia. El GAFI lo evaluará el año que viene. No legisló a los abogados como sujetos obligados -la UIF de Federici hizo una serie de recomendaciones en su informe de gestión final-. La asociación ilícita estuvo asesorada por abogados que trabajaron para defender el delito más que para defender el derecho. El planteo que hicimos, ante las sospechas, fue requerir información a los abogados para que nos comentaran de dónde estaban cobrando los honorarios con personas que estaban embargadas. Si cobraban por efectivo, cheques o transferencia. Si pagaban impuestos por esos servicios, en causas de narcotráfico y corrupción. Los abogados pegaron el grito en el cielo y el Colegio de Abogados, también. Fue una actitud lamentable. No defendieron a la gran mayoría de letrados que cumplen con la legalidad. Tomaron una postura en defensa de los vivos que se aprovechan de estas situaciones para enriquecerse con el producto del delito.

Una de las causas emblemáticas de estos tiempos es la ruta del dinero K. Según Báez no existió el delito y fue todo un invento de Macri y la prensa. ¿usted que piensa al respecto? ¿Báez lavó plata?

No hay duda que Báez lavó plata. Esta demostrado. Lavó plata en Argentina y en otros países que colaboraron con la investigación. Está documentado. Confirmado en el expediente. No sólo eso sino que fue uno de los principales lavadores de Argentina y de la región por la magnitud del dinero lavado. Además le lavaba el dinero a dos ex Presidentes. Tomamos una postura que no fue compartida por el juez Casanello pero estamos convencidos que Báez es el testaferro de los Kirchner. Aportamos 75 pruebas para fundamentar esa prueba. Él mismo lo confesó en una conversación en la cárcel. Esta causa se debe entender en una maniobra global. Los tribunales argentinos tienen la práctica de desmembrar maniobras que termina sirviendo para frenar y obstaculizar, y ayudar a consagrar impunidad. Báez -principal contratista de una provincia, amigo íntimo de Kirchner, recibió el 75% de los contratos de Santa Cruz en montos comparables con la provincia de Buenos Aires y esa relación le permitió acumular una riqueza pocas veces vista. Aumentó 12.000% en su propio patrimonio al igual que su empresa Austral Construcciones pero ese dinero, producto de la corrupción, es el que termina siendo lavado en el sistema internacional pero luego reingresa para ser incorporado en el patrimonio de quienes, con su autorización, permitiera que él lo adquiriera a través de hoteles.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *