Vie. Ene 28th, 2022

La conexión entre las tomas de tierras, el Movimiento Evita y el Foro de San Pablo

Por qué el oficialismo apaña estas medidas y cuál es el hilo conductor.

La toma de tierras divide al oficialismo. Así quedó expuesto a partir de la usurpación en Guernica, la cual generó un picante cruce entre Sergio Berni y Fernando «Chino» Navarro (secretario de Relaciones Parlamentarias de la Nación) en la que el ministro de Seguridad bonaerense acusó al Movimiento Evita de estar detrás de las usurpaciones en el Conurbano. El comentario no fue azaroso: el secretario de Hábitat, Tierra y Vivienda de la Defensoría del Pueblo bonaerense milita en esa agrupación.

Se trata de Alejandro Rusconi, quien además de tener en claro cuáles son los terrenos «disponibles» para tomar es el secretario de Relaciones Internacionales del Movimiento Evita y nexo de la agrupación que lideran Navarro y Emilio Pérsico con el Foro de San Pablo, que agrupa a partidos y grupos de izquierda latinoamericanos con el objetivo de «combatir las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe».

El dato no tendría importancia si no fuera porque en una columna publicada en febrero pasado, en el diario El Mundo de España, el catedrático Luis María Ansón había anticipado el plan del Foro para el período 2019-2023:

  • someter los poderes legislativo y judicial al ejecutivo;
  • modificar los mandatos constitucionales para manejar el dinero de los presupuestos del Estado;
  • desmitificar la religión, introduciendo elementos que confundan sus principales celebraciones con leyendas y frivolidades;
  • incrementar el manejo de los medios de comunicación;
  • defender a ultranza la relatividad de los valores establecidos;
  • controlar la educación y dedicarla al adoctrinamiento político;
  • introducir en el Ejército a personas afines al partido;
  • control de las redes sociales;
  • magnificar la «corrupción» de los sectores neoliberales;
  • perseguir a los grandes empresarios para que huyan del país;
  • control total de internet;
  • multiplicar los gastos de la Administración, creando puestos en favor de los miembros de la izquierda comunista;
  • establecer estructuras paralelas para diluir las administraciones públicas hostiles;
  • control de los Bancos, de los cambios y las divisas;
  • expropiaciones masivas de terrenos y empresas otorgando su gestión a los líderes de la extrema izquierda comunista;
  • reparto de las viviendas en favor de los afiliados;
  • reforma de las Constituciones y de las leyes electorales para garantizarse la reelección;
  • colocar en manos del Estado todos los bienes de producción, y, finalmente, sí al trabajo, fuera el capital.

De esta manera, no puede entenderse lo que hoy pasa en terrenos de la provincia de Buenos Aires y otros 11 distritos de la Argentina como un hecho aislado. Salvando distancias, el oficialismo ha introducido en el último tiempo y bajo el pretexto de la cuarentena dispuesta para mitigar el avance del coronavirus una serie de medidas que van en este sentido. Algunos ejemplos emblemáticos fueron:

  • la limitación de la actividad legislativa y judicial bajo el pretexto de la pandemia;
  • el otorgamiento de superpoderes al jefe de Gabinete Santiago Cafiero para reasignar partidas presupuestarias;
  • el impulso de leyes y medidas tendientes a criminalizar y controlar la actividad periodística;
  • la puesta en discusión del derecho a la propiedad privada tal como se la concibe;
  • el ciberpatrullaje;
  • el hostigamiento político-judicial a la oposición;
  • el control de cambios y el endurecimiento de las restricciones para la compra de moneda extranjera;
  • las presiones político-sindicales sobre Mercado Libre, que llevaron a la empresa a radicarse en Uruguay;
  • el intento de expropiación de Vicentín, que el Movimiento Evita junto a otras organizaciones populares buscaba administrar;

Hoy, el foco de atención está puesto en el Proyecto Artigas que el dirigente social Juan Grabois busca instalar dentro de un campo que pertenece a la familia del ex ministro de Agricultura Luis Etchevehere en Santa Elena (Entre Ríos). Casualmente, funcionarios nacionales salieron a respaldarlo y reclamar que el dirigente macrista respete las restricciones impuestas por la Justicia hasta tanto se resuelva el conflicto.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

La conexión entre las tomas de tierras, el Movimiento Evita y el Foro de San Pablo comentarios en «2»

  1. Grabois tratando de emular al «Ché Guevara» la mechera de Tolosa a «Evita», el Alberso «títere» Fernández desesperado por entrar al libro de lo Récord Guinness por ser el más ridículo y patético bufón de la reina y los votantes en franca disminución desorientados como Adán en el día de la madre pintan el panorama de una argentina que ya en agosto de 2019 tenía el título de «Crónica de una muerte anunciada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.