Vie. Sep 24th, 2021

El ex abogado de Etchebest visitó a Campillo en prisión al día siguiente que D’Alessio se contactó con el «chacarero» para avisarle que el ex funcionario lo había mencionado en Cuadernos

Quién es el abogado que vincula a Etchebest, Barreiro y Campillo.

28 de diciembre de 2018. Después de años sin hablarle, Marcelo Sebastián D’Alessio le escribió por WhatsApp al supuesto «chacarero» Pedro Etchebest: «Buen día, Pedro. Dios existe. Tema Campillo. De pedo estoy en el lugar indicado». Etchebest le contestó un minuto después, a las 14: «Querido hermano Marcelito. ¡¡¡Qué bueno saber de vos!!!».

Con otro fondo de pantalla -en este caso azul- D’Alessio le reenvió una supuesta respuesta del fiscal Carlos Stornelli para argumentarle a Etchebest que tenía vía libre para ocuparse del tema Campillo.

Juan Manuel Campillo había sido funcionario de la provincia de Santa Cruz. Conocido popularmente como el primer valijero K, había conocido la ruta de los fondos de Santa Cruz, los 600 millones de dólares que recibió durante el menemismo, la provincia gobernada por los Kirchner en concepto de regalías petroleras. Se esfumaron con el correr del viento patagónico. El 20 de noviembre del 2018 había sido detenido tras las declaraciones de los imputados colaboradores de la viuda de Daniel Muñoz quien había explicado cómo el juez Luis Rodríguez había frenado la investigación que los involucraba a cambio de dinero. La reina estaba al caer. La causa Cuadernos avanzaba. El propio contador de los Kirchner estaba por cantar. Campillo que había oficiado de paloma mensajera con el detenido Lázaro Báez, también quería arrepentirse.

Al día siguiente del inesperado mensaje de D’Alessio a Etchebest, el ex abogado de la familia del «chacarero», Franco Agustín Bindi, visitó en Ezeiza al detenido Campillo. Ya representaba los intereses de Lázaro Báez tras el alejamiento de Maximiliano Rusconi. Su empleada legal, Elizabeth Gasaro hacía lo propio con Roberto Baratta, también detenido en esos tiempos. Bindi había defendido a Matías Etchebest en una causa por servidumbre por la que pasó unos meses en Ezeiza, cuando Baratta ingresaba al penal. Bindi había comenzado a visitar a Báez desde el año 2016 tras abandonar la defensa de Leonardo Fariña y acercarse a Mario Segovia, quien convenció al empresario que contratase a quien había defendido los intereses del «responsable» de su caída en desgracia.

Bindi buscado por Interpol

El 10 de enero del 2019, Carlos Pagni publicó una columna de alto impacto político y judicial en el que menciona la demora que estaba teniendo la justicia federal para homologar la declaración de Campillo. Aseguraba que querían que mencionara al ex secretario presidencial, Isidro Bounine. Eduardo Valdés explicaría su Puf es Puf ante el fiscal Jorge Di Lello, diciendo que había dicho eso aludiendo a la columna del prestigioso editorialista de La Nación. A mediados de 2016, Bindi convenció a Fariña de romper el silencio en el programa de Pagni. En su entorno siempre le decían al mundillo periodístico que tenían relación directa con una de las plumas más valiosas del país. Lo cierto que esa información fue la excusa perfecta para los autores del Lawfare y el Puf. En esa nota, se dijo que Stornelli utilizaba los servicios de Blanco Bermúdez, abogado de Jaime Stiuso, para convertir a Campillo en arrepentido. Pero ya lo era…

El 15 de enero de 2019, el juzgado de Claudio Bonadío homologó la declaración de Campillo. El 26 de enero, Bindi regresó a Ezeiza a visitarlo. Esa semana, en Ezeiza, esperaban a «Bindi-Laden» con ansias. Las escuchas legales del Puf así lo acreditan. Tatiana Terzano, abogada de Rolando Barreiro —procesado en causa Dolores por ser parte del grupo de D’Alessio— pasaba a defender al contador de Báez, Daniel Pérez Gadín.

El 30 de enero de ese año, Campillo amplió su declaración indagatoria. El Puf ingresaba en su fase final. En esas horas, el abogado que había estado prófugo de la justicia y buscado por Interpol por una causa de «sustracción de menores» charló con Báez e hizo referencia a la documentación en contra de Leonardo Fariña: «Está en marcha… te veo y te cuento un par de cosas… Hortel está meta escribir». Víctor Hortel también defendía a Báez pero, en medio del Puf, se alejó por un ACV. Actualmente es coordinador del plan «Argentina contra el Hambre» tras haber estado al frente del Servicio Penitenciario Federal de Cristina y disfrazado de Spiderman con los presos militantes.

Bindi en diálogo con Lázaro Báez. 29 de enero del 2019.

El 8 de febrero, Horacio Verbitsky -más conocido para su amigo Valdés como Viboresky- publicó la nota en el portal paraestatal «Extorsión». La vida de los involucrados en la Causa Dolores no volvería a ser igual.

El influyente abogado vinculado con la AFI con Báez

El mote de Extorsionelli se instalaba en los zócalos del canal de la venganza. En Dolores, el juez Ramos Padilla no comprobó que existió el delito de extorsión. Sin embargo, en las últimas horas agregó el delito de «tentativa de extorsión» al hijo del jardinero Barreiro, Pablo. Antes de grabar a sus abogados de forma clandestina, Pablo Barreiro había sido asesorado por… Bindi.

La Argentina es la tierra de las casualidades permanentes.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

1 comentario en «El ex abogado de Etchebest visitó a Campillo en prisión al día siguiente que D’Alessio se contactó con el «chacarero» para avisarle que el ex funcionario lo había mencionado en Cuadernos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *