Icono del sitio Periodismo y Punto

Quién es Sergio «El Oso» Leavy, el jefe político del diputado que protagonizó el pornozoom

El "oso" Leavy, como le dicen en Salta, juega al ping pong con el diputado nacional José Vilariño | Facebook

Tras protagonizar el escandaloso pornozoom de la Cámara de Diputados de la Nación, Juan Ameri presentó en las últimas horas la renuncia a su banca. Había asumido el 10 de diciembre pasado, en reemplazo de su jefe político: Sergio «El Oso» Leavy, quien le abrió paso en la Cámara baja con su jura como senador nacional por la provincia de Salta. Allí, llegó con el apoyo del peronismo no alineado con Juan Urtubey y luego de perder la gobernación.

Leavy, de viaje en Cuba.

El pasado de Leavy está repleto de sombras como la de Ameri. Intendente de Tartagal cuando el alud de 2009 se cobró la vida de dos personas y la ex presidenta Cristina Kirchner exigió ayuda -desde el helicóptero- para «El Oso», ese hecho fue la puerta de entrada para el cuantioso desembarco de fondos de Sueños Compartidos con Hebe de Bonafini y Sergio Schoklender a la cabeza. En Tartagal la construcción de viviendas y de un hospital terminó en escándalo. Leavy tuvo que dar explicaciones ante la legislatura local. Los números nunca cerraron.

Pero eso no fue todo. En medio del desastre natural, el intendente se fue a Cuba en un viaje «laboral». Sus fotos jugando al ping pong las publiqué en Perfil.com. En Salta, todos conocían sus avivadas.

El 10 de septiembre del 2011, el propio Schoklender declaró en Noticias: “Había llegado a Tartagal después del alud y en el medio del barro y la inundación, estaban todos los funcionarios pidiendo coimas para bajarle al pobre intendente bolsas de comida”. El intendente lo negó.

Leavy y Alberto Fernández en Salta

El abogado Sergio Alejandro Heredia realizó una investigación que volcó en más de diez denuncias contra Leavy, y otras tantas contra funcionarios del gobierno local y el ex apoderado, Sergio Schoklender por administración fraudulenta y estafa en contra del Estado Nacional, malversación de caudales públicos, peculado y asociación ilícita (exp.821/11).

En las últimas elecciones, el publicista elegido por Leavy fue el militante Roberto Navarro, beneficiado con jugosa pauta publicitaria para su usina de campaña política y operaciones de prensa. En el spot, Navarro gritaba que Cristina le había dicho que en Salta el candidato era… «El Oso».

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Salir de la versión móvil