Mié. Sep 23rd, 2020

Exclusivo. El audio que revela que Roberto Baratta conocía a Etchebest previo a su denuncia en Dolores

El hallazgo forma parte del libro «Erase una vez en Argentina», recientemente publicado por Dunken.

“Hay uno que me diste que no está. Pedro Etchebest”. Juancho, el interlocutor del, por aquel entonces, presidiario Roberto Baratta, le estaba pasando información de empresarios y de personajes que el ex funcionario del Ministerio de Planificación de Julio De Vido, le había pedido que consiguiese data.

Pero ese 31 de enero del 2019, Baratta lo cortó en seco. “No. No. No. Juan…No hables”. Aún faltaba más de una semana para que se conociese la denuncia efectuada por el supuesto chacarero Pedro Etchebest o Rodríguez en el juzgado de Alejo Ramos Padilla en la localidad de Dolores. ¿Por qué se dirigió allí? ¿Lo esperaba de antemano el juez?

Las respuestas aparecen en mi último libro, «Érase una vez en Argentina». Allí, tras escuchar todas las grabaciones del llamado Operativo Puf, de índole legal pues fueron autorizadas por el juez de Lomas de Zamora, Federico Villena tal como descubrió este portal con la documentación correspondiente, se aprecia cómo se gestó el Operativo Venganza contra los fiscales y jueces que estuvieron involucrados en la causa Cuadernos.

Uno de los involucrados fue el operador Papal, Eduardo «Sifón» Valdés como califican otros de los interlocutores habituales de la «Opereta». Roberto Baratta es uno de los ideólogos de la «gesta patriótica» pero hay más…

Por estas horas, el diputado nacional Valdés, se dedica a denostar y ensuciar a los periodistas que informamos y que deseamos conocer la verdad. Se basa en testimonios de otros protagonistas del Puf es Puf que terminaron siendo imputados en la Causa Dolores pues sus relatos no cerraban por ningún lado. ¿No conoce Valdés la promiscua relación de sus fuentes con los servicios de inteligencia de Contrainteligencia de Rodolfo Tailhade y Oscar Parrilli? ¿Acaso no se enteró que Giselle Robles, ex abogada de Leonardo Fariña, socia y empleada de la familia de Franco Agustín Bindi fue imputada por el juez Ramos Padilla?

Fariña y sus ex abogados, defensores de Lázaro Báez -en las causas y la letrada en los medios-

Ese enero del 2019, debe interpretarse por los movimientos de abogados que se producen entre los funcionarios procesados por la causa Cuadernos. Sus defensas técnicas serán reemplazadas por las políticas. Resurge el Lawfare y los Presos políticos. Se está preparando el terreno para justificar el «Sinceramente» de Cristina Kirchner.

Alberto Fernández seguía en las sombras. Nadie lo mencionaba como candidato a nada pero ya estaba llevando información sensible a los penales de Ezeiza y Marcos Paz tras visitar a fiscales y jueces que investigaban a la Patria Contratista.

“Estaban para defender los intereses de Cristina más que los nuestros” recuerda Víctor Manzanares, el ex contador de la familia Kirchner. Sólo una cosa le preocupaba a Baratta: Un mensaje que le habría enviado la periodista Romina Manguel a Verónica, la profesora de gimnasia que tenía en común con su mujer. Le avisaba que alguien de su entorno lo traicionaría.

Audio clave para entender cómo se armó el Puf es Puf

Su interlocutor sospechaba de alguien que empezaba con F y terminaba con “Rreyra”. Gerardo Ferreyra ese día no habló por teléfono. Dos días después, Baratta pareció haber resuelto el dilema, supuestamente, planteado por Romina Manguel a su mujer. Ya está: “Hernán”. Se trataría de Hernán Gómez, ex asesor del ministerio de Planificación, mencionado en los Cuadernos. Según la mujer de Baratta, la periodista le habría transmitido a su profesora de gimnasia personal que una bomba explotaría en los primeros días de febrero. Son días en los que Baratta se cargó su defensa y no paraba de dar indicaciones a sus abogados lo que provocó la renuncia de Juan Pablo Alonso que se basaba en cuestiones técnicas y no deseaba formar parte de ningún Operativo Puf. El abogado no estaba dispuesto a soportar las amenazas de su defendido. El 31 de enero, Baratta le exigió a Alfredo Huber que Alonso le llevase una respuesta concreta sobre “el escrito de Centeno” pues “sino lo voy a cagar a trompadas”.

Etchebest y una singular entrevista en C5N

Ese día recibió el mensaje de “Juancho” que le transmitió una información de Valdés: “Todavía no se dio a la luz pero ya está denunciado”. Baratta no se sorprendió. Sabía de lo que hablaban pero le molestaba que el “gordo” se quisiera llevar “todos los porotos”. Baratta le pasó nombres para investigar pero Juancho metió la gamba: “Hay uno que me diste que no está. Pedro Etchebest”. Baratta lo corta en seco: “No. No. No. Juan…No hables”. El 31 de enero de 2019 nadie conocía a Etchebest.

También se dio un singular cambio de abogados en la defensa del empresario de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra. El dueño de Radio Del Plata deseaba “embarrar la cancha” y politizar su detención, algo que el letrado, Andrés Casas, no compartía. Casas se centraba en cuestiones técnicas pero Ferreyra denunciaba persecución política desde la cárcel. Al sacar a Casas, el amigo de Zannini, contrató al mediático abogado vinculado con Hebe de Bonafini y Eugenio Zaffaroni: Eduardo Barcesat quien, en abril de 2019, diría que Stornelli había amenazado a su defendido con ir preso sino culpaba a Cristina Kirchner. El show del abogado que cobraba jugosos contratos de Sueños Compartidos por “armar causas contra Macri”, según confesó el propio Sergio Schoklender, era festejado por su flamante cliente Ferreyra.

Son horas en los que los presos K estaban ansiosos por la difusión de “la bomba”. Baratta quiere proclamarse el hacedor de lo que se viene y demuestra su disgusto con Eduardo Valdés. Un amigo le dice que el lunes pasado había recibido la llamada del “Gato” diciéndole que tenía un audio del operador papal. Está claro que Baratta gestionó acercarle información confidencial a Sylvestre. “Valdéz quiere vender que fue la estrella”, remata. Habla con Carlos Zelcovitz. El operador le aclara que no es grato hablar de plata y que se sintió incómodo al mencionarlo. Parece claro que las gestiones que realizó el ex empleado público no fueron gratuitas. También se refieren a Valdéz en malos términos:

– Ahí el amigo “Bocón” Valdéz le mandó un mensaje a mi amigo diciendo que ya estaba todo en marcha. Le mandó hoy de nuevo dijo Baratta indignado a su operador.

– Está bien. Todos sabemos lo mismo. Está en marcha boludo respondió su confidente.

– Acaban de traer a Plo el abogado–Miguel Ángel Plo, abogado de Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz-. ¿Lo conoces?

– Sí. Es un tarado- responde entre risas Zelcovitz.

– A él y al yerno. Estoy haciendo oficio de bienvenida- contesta sarcásticamente Baratta.

– Ja.Ja. Celebra el comentario Zelcovitz.

– Vos sabes que soy buena gente, remata Baratta.

– Che boludo. Nada. Dale la calma correspondiente a la Jefa. Es lo único que necesitamos- sugiere el operador.

-Cuando hablé hace media hora estaba tranqui. Mañana te escribo la novela ésta y la seguimos. No paro. No paro de laburar para vos- se agranda Baratta.

– Te mando un beso

– Chau pelotudo- se despide Baratta en medio de risas.  

Por su parte, Báez insiste en que Víctor Hortel -flamante funcionario del gobierno de la provincia de Buenos Aires- se apure con lo que le pasó sobre las declaraciones de Leonardo Fariña –posiblemente los mails aportados por Franco Bindi, ex abogado del valijero-. Es la única vez que habla con un interlocutor de voz delicada que sería la de “BindiLaden”. El abogado le dice que estuvo con problemas de la panza.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *