Mar. May 17th, 2022

Espionaje ilegal. Penitenciario ratificó que se «cableó» la cárcel de Melchor Romero, pero «las cámaras nunca se conectaron»

Se trata de Andrés Rodríguez, quien fue parte del grupo Super Mario Bros y en la audiencia de hoy se remitió a su declaración anterior.

El penitenciario Andrés Patricio Rodríguez, quien formó parte del grupo de espías Super Mario Bros, se negó hoy a declarar ante el juez federal Juan Pablo Augé «por consejo» de su abogado en la causa por espionaje ilegal, pero ratificó su anterior declaración ante el juez Federico Villena. Entonces, el ex agente de la AFI había aportado detalles sobre una «operación técnica» en la cárcel de Melchor Romero ordenada por el ex agente Alan Ruiz.

«Por consejo de mi abogado, me voy a negar a declarar y ratifico lo que dije previamente», manifestó Rodríguez durante la audiencia virtual de la que también participaron los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide.

Oficial del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), Andrés Rodríguez está acusado de haber participado del «cableado» del pabellón N° 6 de Melchor Romero con la finalidad de «observar el eventual alojamiento de Pablo Moyano». Como contó PeriodismoyPunto, este caso salió a la luz en enero de 2019, luego de un intercambio de información previo entre el también espía Leandro Araque y el abogado de los Moyano, Daniel Llermanos.

Ante el juez Villena, reconoció los trabajos; dijo que se hicieron por orden de Ruiz; y aclaró que luego el propio Ruiz le informó que «no se realizaría la operación y que le avisaría se se realizaba en un futuro».

En este sentido, el ex espía comentó que -a su criterio- «las cámaras que se instalaron tenían por finalidad controlar a los internos». Pero aclaró que «nunca se conectaron» y que «nunca las vio funcionar».

Sobre las razones que motivaron las operaciones dentro del penal plantense, Rodríguez detalló que Ruiz le comentó que allí ingresarían «internos de mucha peligrosidad» y la cárcel «había pedido colaboración a la AFI». Según dijo, eso lo llevó «a la conclusión de que los internos en cuestión eran los hermanos Lanatta y Víctor Schilacci; ya que en el servicio se sabía» que los protagonistas de la triple fuga podrían ser alojados ahí.

También, explicó que en el marco de esta operación su tarea sólo fue la de «acompañar a los técnicos» que se encargarían de realizar las instalaciones y «resguardar» la identidad de los agentes que se encargarían de la tarea.

Rodríguez llegó a la AFI «para fines de agosto o principios de septiembre de 2018» convocado por Alan Ruiz, a quien dijo conocer por su rol de «coordinador del Comando de Captura de Evadidos». «Era como bajarse de un karting para subirse a una Ferrari», comentó sobre la propuesta.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.