Mié. Sep 23rd, 2020

Espionaje ilegal. Ex jefe de Contrainteligencia se negó a declarar y denunció «una marcada falta de objetividad» en la causa

«Cualquiera sea mi aporte en esta ocasión, no será tenido en cuenta», planteó Diego Dalmau Pereyra.

En la reanudación de la segunda ronda de indagatorias por la causa de espionaje ilegal que tramita en Lomas de Zamora, el agente Diego Dalmau Pereyra, quien durante el macrismo se desempeñó como director operacional de Contrainteligencia y delegado de la AFI en Chile, se negó a responder preguntas durante la audiencia virtual de este lunes y presentó un escrito de cuatro páginas con duras críticas a la fiscalía.

«Entiendo que no es el momento para abundar en los descargos (…) Los términos, hasta el tono de las conclusiones que emergen del dictamen fiscal y del traslado de sus términos que ha hecho el juzgado, me convencen de que, cualquiera sea mi aporte en esta ocasión, no será tenido en cuenta, ni evaluado con la profundidad que ameritan la relevancia de las acusaciones efectuadas», planteó el espía.

En este sentido, Dalmau Pereyra -a través de sus abogados- denunció «una marcada falta de objetividad» por parte del juez federal Juan Pablo Augé y los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, que se trasluce en sus dictámenes y «será explicitada en el momento que estimemos oportuno».

«A modo de adelanto, diré que en ellos hay deducciones extraídas de elementos de prueba con las que se elaboran endebles conclusiones cargosas, pero faltan otras, absolutamente pertinentes, con las que se debieron formular argumentaciones que resultan francamente favorables para la consideración de mi conducta», apuntó el hombre que llegó a sentarse en el mismo sillón que Antonio «Jaime» Stiuso.

Asimismo, Dalmau Pereyra señaló: «No es menor, para la decisión de no declarar hoy, que no se haya resuelto aún nuestro planteo de nulidad del secuestro de los teléfonos míos y de mi cónyuge; a qué abundar hoy, si mañana puede variar sustancialmente el panorama probatorio existente».

Por otro lado, el hoy suspendido agente consideró que «el tratamiento de la situación de cada ‘víctima’, demuestra tanto de parte de la fiscalía cuanto del juzgado, un evidente y hasta entendible desconocimiento de las tareas y funciones del personal de la AFI».

Por último, Dalmau Pereyra negó haber recibido y/o transmitido «órdenes que fuesen constitutivas per se de delito alguno». Al tiempo que, cuestionó el rol que le asignaron los investigadores. «Teniendo en cuenta la prueba reunida (…), estimo más que un apresuramiento un verdadero exabrupto, señalarme, aunque sea provisoriamiente, como destacado integrante de la asociación ilícita que ustedes suponen que están investigando», concluyó.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *