Mié. Sep 23rd, 2020

Espionaje ilegal. El acusado de «ablandar» presos K pidió su sobreseimiento y denunció a un testigo de identidad reservada

Se trata del abogado Fernando Carra, ex asesor de la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario Federal.

Tal como publicó PeriodismoyPunto, el capítulo penitenciario de la causa por espionaje ilegal empieza a diluirse. Así quedó expuesto este lunes, luego de que el abogado Fernando Carra pidiera su sobreseimiento y denunciara por falso testimonio al testigo de identidad reservada que dio origen a este tramo de la investigación. Se trata del ex asesor de la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario, que fue acusado de «ablandar» a presos K.

En un escrito de 23 páginas, Carra manifestó que «todos los querellantes y testigos de la causa manifestaron taxativamente que jamás fueron ‘ablandados’ o amenazados» por él; recordó que la ex jefa del penal de Ezeiza dijo ante la Bicameral de Inteligencia «jamás recibió órdenes de dirección nación para liberar la zona a Carra»; y señaló que la AFI «acreditó» que ni él ni su chofer reportaban a la central de espías.

Entre los declarantes que desligaron a Carra de las acusaciones efectuadas por el testigo de identidad reservada Nº 1, se destacan: los empresarios Gerardo Ferreyra, Fabián De Sousa y Cristóbal López; el ex vicepresidente Amado Boudou; los ex funcionarios Roberto Baratta y Rafael Llorens; el ex contador de Lázaro Báez, Daniel Pérez Gadín; y el dirigente Fernando Esteche. Públicamente, el piquetero Luis D’Elía también respaldó al letrado.

«Vale destacar que los tres testigos y querellantes de la causa resultan ser personas absolutamente vinculadas al presente gobierno y éstos fueron contestes al referir que lo declarado por el TIR 1 respecto a Carra nunca existió», resaltó la defensa del ex penitenciario en el texto.

En consecuencia, Carra denunció al testigo de identidad reservada ante el juzgado federal Nº 2 de Lomas de Zamora, donde tramita la causa por presunto espionaje ilegal, y le solicitó al juez federal Juan Pablo Augé que «inicien actuaciones por el delito de falso testimonio» contra su acusador.

Como contó PyP, el TIR1 sería un penitenciario ligado a La Cámpora, que se desempeñaba como delegado de la Dirección Principal de Análisis de la Información -conocida en la jerga penitenciaria como Área 50- en el Complejo Federal Nº 1 de Ezeiza. La decisión de mantener bajo reserva su identidad es, para el entorno de Carra, irregular. «La ley que usaron para reservar su identidad no se condice con la situación declaración», aseguran.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *