Mar. Oct 27th, 2020

En vez de panes, Capitanich multiplicó bizcochos y gastó 700 mil pesos en dulces y salados

Otro escándalo de corrupción sacude al Chaco

En medio de la cuarentena eterna, nuestros gobernantes suelen descontrolarse en gastos inexplicables. Es el caso de Jorge Capitanich, gobernador del Chaco, que autorizó dos compras de bizcochos salados y dulces para oficiales de policías locales por un monto que ronda los 700 mil pesos.

La investigación realizada por la ONG Práctica Ciudadana fue difundida en el portal Nexofin que confirmó que en cuatro tardecitas, se compraron 3376 kilos de bizcochos para todes.

No es la primera vez que sucede. Este portal descubrió las increíbles compras en el PAMI de alcohol en gel con un sobreprecio del 137% cuando comenzaba la cuarentena. No conforme con ello, luego realizaron otra compra millonaria de vasitos descartables por un precio superior al que se conseguía en Mercado Libre.

En el Ministerio de Desarrollo Social, el escándalo con la compra de alimentos de primera necesidad para distribuir en barrios carenciados casi le cuesta el cargo al ministro Daniel Arroyo y desató una feroz interna.

En Chaco, los funcionarios dicen que no saben qué pasó. Pero, según la orden de compra 1423, del 25 de agosto, Diego Carlos Ballesta logró que le comprasen 2000 kilos de bizcochos a un precio de $195 pesos el kilo. No fue un regalo.

La suma total del gasto ascendió a $685.840 en menos de 96 horas. Record mundial.

La versión oficial es que quisieron ser anticipar gastos y adquirir bizcochitos para tres meses en las comisarías. ¿Los guardarán o se atragantarán de galletitas?

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *