Lun. Ene 24th, 2022

La estafa de Sercoplan. El día que la Argentina le vendió a Perú equipos médicos en mal estado

Los increíbles negociados con la salud no nacieron con el kirchnerismo. La historia de Sercoplan de 1985.

En 1985 Argentina estafó al Perú con 21 millones de dólares en equipos médicos.

La agencia de noticias peruana -Paupi- presentó un informe periodístico sobre la gran estafa que se gestó hace 35 años atrás cuando el gobierno argentino le envío equipamiento médico de alta tecnología a aquel país que no sirvió para nada.

«Con mucha alegría presentamos a nuestro primer invitado internacional, Luis Gasulla periodista de Argentina, él viene a presentar un tema que ha quedado en el olvido de la memoria colectiva de nuestros compatriotas» explica la agencia de noticias. Se trata de la historia de una estafa.

Alan García era presidente del Perú. En ese entonces el gobierno apristas tratando de cancelar la deuda que el estado tenia con el IPSS (Instituto peruano de seguridad social) autorizó a los funcionarios de dicha institución a utilizar una linea de credito que había obtenido por 21 millones de dólares de Argentina, para tal fin se firmó un convenio con la empresa intermediaria SERCOPLAN, este convenido fue exonerado de licitación pública.

SERCOPLAN, diseñó un programa para equipar los hospitales peruanos con línea de crédito de 50 millones de dólares ofrecido por Argentina, al final terminó siendo una gran estafa orquestado por el gobierno APRISTA que permitió millonarias inversiones para importar desde Argentina equipos médicos obsoletos, incubadoras y otros aparatos que terminaron al mes en los depósitos de los hospitales del Instituto peruano de la seguridad social que actualmente se llama ESSALUD (Seguro Social del Perú).

“Un pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla”. PROHIBIDO OLVIDAR

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *