mié. Ago 5th, 2020

#1A. El silencio de la oposición obliga a la ciudadanía a marchar en defensa propia

La pasividad de la oposición ante un escenario socio-económico crítico por la herencia macrista, la inesperada pandemia de coronavirus y la propia impericia del oficialismo, que además parece estar decidido a “ir por todo”, volvió a empujar a la calle a esa parte de la ciudadanía que no comulga con el gobierno de Alberto Fernández. Esta vez, el eje de la convocatoria giró en torno al proyecto oficial para reformar la Justicia con el implícito fin de garantizar la impunidad de quien en verdad tiene el poder: Cristina Fernández de Kirchner.

No en vano el Presidente se sorprendió este viernes cuando, al anunciar cómo continuaría la cuarentena más larga del mundo, se dio cuenta de que era él quien tenía el control. En ese caso, de las famosas y polémicas filminas, con las que trata de hacernos entender que todo lo malo que pasa es culpa nuestra. O al menos “de los porteños y los bonaerenses”, como dijo durante la segunda inauguración -en este caso virtual- del Hospital Dr. René Favaloro, de La Matanza. La primera la había encabezado su vicepresidenta en 2015, cuando entonces ejercía la jefatura del Estado.

Pero retomando la idea inicial, lo que resulta más preocupante que la avanzada oficial sobre la República es el silencio cómplice de los mayores referentes de la oposición. En off, no son pocos los dirigentes de Juntos por el Cambio que aseguran que Mauricio Macri “no entendió nada” y que su viaje a Francia en medio de este complejo escenario “es una vergüenza”. Sin embargo, en público no quieren siquiera hablar. Son contados con los dedos de una mano los que aceptan entrevistas o hacer públicas sus posiciones. “En este momento no estoy dando notas”, es la excusa más frecuente.

Mientras tanto, sobre sus ex funcionarios avanza la Justicia. La misma de la que se valieron para jugar -mal- con los tiempos políticos durante los últimos cuatro años. ¿Qué estarán esperando? ¿Se darán cuenta que con comunicados solemnes, lobos solitarios y consignas livianas, como “No somos lo mismo”, no sólo se los van a llevar puestos a ellos sino también al país? Es cierto que durante un buen tiempo CFK guardó silencio tras dejar la presidencia. Pero cuando tuvo que batallar, no delegó “la resistencia” en personajes menores. Le puso el cuerpo, incluso para perder.

La Argentina está entrando en tiempo de descuento y a Juntos por el Cambio le está pesando la camiseta del 41%, de la que supo jactarse para festejar la derrota digna del 27 de octubre de 2019. Es momento de que salgan a dar respuestas y honren -como prometieron- a sus votantes, que en defensa propia y sin aparato más potente que -quizá- un smartphone hoy salen a la calle. O al menos a los cargos para los que fueron electos, que tan bien les permiten vivir mientras tantos argentinos la pasan tan mal.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

4 thoughts on “#1A. El silencio de la oposición obliga a la ciudadanía a marchar en defensa propia

  1. Es así.Juntos por el Cambió no consigue visualizarse como una oposición de peso y permite jugadas como la de la massista/lavagnista Camaño, que entregó obscenamente su voto que permitirá que los jueces que quería sacar del Tribunal CFK salgan y se allane el camino a su impunidad.Sin embargo, la gente intenta poner freno, y en eso estamos los solitarios qué, aunque no somos pocos y vamos a dar batalla hasta el final, no contamos con mas respaldo que nuestras convicciones y la fuerza de la justicia del reclamo para que no haya impunidad y CFK sea juzgada como corresponde por tribunales independientes y probos.

    1. Oposición timorata, inútil, que dejó a sus votantes en la más absoluta orfandad.
      Hacen discursos individuales desde sus casas a través del famoso zoom, pongan lo que tienen que poner, exijan pleno funcionamiento del congreso en sesiones presenciales, no teman contagiarse, hay mucha gente de a pie que aún con temor al contagio sale todos los días a buscar su sustento, cumplan con los preceptos constitucionales en épocas de crisis, no permitan que nos gobiernen por medios electrónicos.
      Pongan huevos carajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *