lun. Ago 10th, 2020

Villa Lugano. Vecinos aseguran que el COVID-19 se instaló en comisarías y Ciudad Oculta

Inseguridad, narcos y coronavirus, combo explosivo en Villa Lugano.

“No tengo patrulleros para mandar, se me caen los muchachos todos los días”. La confesión de uno de los policías que forma parte de la Comisaría 48 de Villa Lugano dejó preocupados a los vecinos. La zona sur de la ciudad de Buenos Aires es tierra de nadie. A los problemas de inseguridad se suma el COVID-19, que se instaló en los barrios carenciados y en las comisarías.

Los presos, muchos de ellos, pungas, rateros o integrantes del narcomenudeo quedan en los calabozos de las comisarías por la burocracia judicial. “Viene uno enfermo y contagia al resto, después nos toca a nosotros”, explica uno de los policías a PyP. En la 48, la cúpula policial está cumpliendo en cuarentena pues se contagiaron de COVID-19. El robo de moda es el de “las baterías de los autos”, hoy en la calle y sin uso.

“La Barrial” -conglomerado de referentes barriales- no puede más. El comunero kirchnerista Miguel “Mope” Eviner es el que nuclea la ayuda social que baja a los comedores. En Villa Lugano hay más de 100 que realizan sus tareas con la modalidad “olla popular”. Es otro de los focos de contagio en Ciudad Oculta, la que más ha sufrido la cuarentena prolongada.

En la Comuna 8 están Ciudad Oculta, Bermejo, INTA, Núcleo Habitacional Transitorio, entre los barrios más populosos de la zona. No están en la misma situación que en Los Piletones, donde el trabajo puerta a puerta evitó que el virus se propague.

Los vecinos de Lugano tienen miedo. La catástrofe económica ha hecho estragos y hay calles que no se pueden transitar. Es la zona de los monoblocks de Castañares, construidos por Hebe Bonafini y Sergio Schoklender. Allí se lo conoce como el “Polo Narco”, pues los transas le roban a todo aquel que pase por la zona ubicada frente a Villa Madero a metros de la General Paz.

En los barrios, la cuarentena es un mito. No se respeta. Los comedores, las comisarías y los pasillos de la villa son los focos de contagio. La política está ausente. El negocio de la pobreza aflora. Como comenta un referente a este portal: “La villa es la caja de la política”. Tiene razón.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

1 thought on “Villa Lugano. Vecinos aseguran que el COVID-19 se instaló en comisarías y Ciudad Oculta

  1. Jajaja que mope ayuda jamas ayuda a nadie tengo un comedor en ciudad oculta y ese señor ak no transita para nada, ak se reparte el modulo alimentario q baja el ivc y se organisan con un grupo de colavoradores del barrio lo unico q hace es fumigar contra el dengue no hace mas q eso y subir fotitos no le mientan a la gente. Si de verdad quieren saber lo q pasa en ciudad oculta vengan al barrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *