Lun. Nov 30th, 2020

Ruta del dinero K. El fiscal dijo que está probado el lavado de Lázaro Báez, pero rescató a Cristina Kirchner

Según el funcionario judicial, Báez lavó 55 millones de dólares. Lo vinculó a evasión fiscal y facturación apócrifa. Su perfil.

En otra audiencia del juicio oral y público por la «ruta del dinero K» , el fiscal Abel Córdoba dio por probado el lavado de activos de Lázaro Báez durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner por una suma total de 55 millones de dólares. Sin embargo, a pesar de que habló de sobreprecios en la obra pública, lo relacionó a la evasión fiscal y la facturación apócrifa realizada con las empresas del empresario en Bahía Blanca, y evitó involucrar el delito precedente con lo sucedido en «Vialidad Nacional».

A los abogados de algunas de las partes involucradas les resultó sugestivo el alegato de Córdoba en ese punto. Reconoció el arduo trabajo realizado por el juez Sebastián Casanello, y dijo que no pedirá pena para ocho de los involucrados -algunos financistas y otros personajes menores-. En cambio está descontado que solicitará una condena superior a los ocho años de prisión para Báez, y que sus hijos podrían terminar en prisión si los jueces apoyan lo solicitado por la fiscalía. Como el día anterior, Lázaro Báez y su hijo Martín no quisieron observar por Zoom lo que ocurría en el juicio en el que están procesados.

Uno de los periodistas que más conoce la trama ocurrida en Bahía Blanca con la facturación apócrifa -investigada en su momento por el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla- es Pablo Portaluppi. Como pocos, conoce los antecedentes de Córdoba. Un fiscal que supo ser premiado por la decana de periodismo de la Universidad de La Plata, Florencia Saintout, por su lucha por los derechos humanos.

El fiscal del momento nació cerca de Bahía Blanca, en Villalonga, y estudió en la Universidad Nacional del Sur. En abril de 2009, Córdona fue designado Fiscal Federal subrogante y confirmado por el fallecido ex Procurador General de la Nación Esteban «Bebe» Righi. Tuvo la mano aliada del kirchnerismo de aquel entonces.

Por esas casualidades del destino, Bahía Blanca une a los protagonistas de esta historia. De Ramos Padilla y la causa Dolores a Córdoba y el alegato final en la ruta del dinero K, pasando por el fantasmal Franco Bindi, abogado del empresario en la causa por la que, según el fiscal, podría ser condenado en los próximos meses en una ruta que nació y regresa a Bahía.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *