Mar. Nov 24th, 2020

¿Otro hecho de violencia política en Villa Soldati? Incendiaron 40 autos en el Instituto Policial

Otra vez, Villa Soldati en el centro de la escena. Quema de autos en destamento policial. El fantasma de la interna política, nuevamente, se presenta en la zona sur de la ciudad

La semana pasada PeriodismoyPunto informó sobre el choque de punteros políticos del PRO y del peronismo en Villa Soldati en medio del Plan Detectar. Según nuestras fuentes, los dirigentes sociales se disputaban el manejo y control de la jugosa caja de Desarrollo Social y los bolsones de alimentos.

Días después, otro extraño hecho de inseguridad colocó a Soldati en el centro de la escena. En el Instituto Policial de la Ciudad, ubicado debajo de la autopista Cámpora (altura Castañares), se prendieron fuego 40 autos que están en el destacamento. Los móviles de televisión hablaron de un pirómano, aunque la historia no sería tan simple.

La ministra y los dirigentes peronistas: Salas y Eviner

En Lugano-Soldati (Comuna 8) se está viviendo una interna política por el manejo del territorio. La gestión de Horacio Rodríguez Larreta ha cerrado filas con los históricos dirigentes sociales vinculados al peronismo que reciben el manejo de la caja en las villas pero, en el momento de la campaña política, apoyan a los candidatos peronistas. Entre la alianza estratégica entre La Cámpora y el PRO, en barrios del sur de la ciudad, aflora el poder de los curas villeros y los referentes piqueteros que comienzan a tener vuelo propio. Es llamativo que uno de los dirigentes vinculados al peronismo como «Salas» aparezca acompañando en las recorridas en los barrios a la ministra de Desarrollo Social de Larreta, María Migliore. También aparece el histórico Miguel «Mope» Eviner

El responsable político de lo que pasa en las comisarías de la Ciudad o en el Destacamento de Soldati es Diego Santilli. Referentes barriales señalan que en la zona sur de la ciudad también se está disputando poder en el seno del partido gobernante: Daniel Angelici ha perdido peso y los punteros se referencian en Horacio Rodríguez Larreta.

«Comen de la mano del «pelado» pero después juegan para el peronismo» concluye un avezado dirigente que conoció mil batallas en los barrios. Las viejas tradiciones políticas entre el radicalismo y el peronismo se han roto. Hoy los curas villeros y el peso del movimiento piquetero ha roto esa convivencia entre los dos históricos partidos políticos argentinos.

Mientras tanto, en Soldati, la inseguridad, el narcotráfico y, ahora, el fuego, se adueñan de las calles. La política no encuentra soluciones a los problemas de los vecinos.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *