Vie. Ene 21st, 2022

MugreGate: el escándalo de corrupción, lavado y nepotismo que sacude a Tucumán

Nepotismo, corrupción, testaferros, despidos en cuarentena y otro escándalo que salpica al poder político en Tucumán.

En las últimas horas, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán recibió un hábeas data de los letrados Gustavo Morales y Luis Romero Abadie, representantes de la empleada judicial Alejandra Martínez Romero, quien denunció un escándalo mayúsculo en la provincia gobernada por Juan Manzur, el «amigo» del presidente Alberto Fernández.

La Corte deberá resolver qué hace con la detallada presentación y si confirma los datos con los que cuenta la denunciante sobre la sociedad Brillante SA, vinculada con la mismísimo alto tribunal tucumano.

Se trata de la firma que ofrece el «servicio de mantenimiento y limpieza», y está relacionada con la ministra de Justicia de la provincia, Carolina Vargas Aignasse. En los papeles, el titular es Martín Miguel Salas, pareja de la funcionaria y sospechoso de haber violado la «ley penal tributaria», el quebrantamiento de la «ley nacional de Empleo» y de haber sido protagonista de «lavado de activos».

Según la presentación, es imposible que la Corte Suprema desconociese las condiciones de contratación de Brillante SA y, a su vez, la manera en la que se relacionaban con los empleados precarizados, que cobran 50 pesos la hora extra. O sea, no les alcanza ni para comprarse un alfajor.

Los letrados se preguntan por qué razón la Corte Suprema ha negado, sistemáticamente, la posibilidad de exhibir la documentación pública con la firma vinculada a la ministra de Justicia. Para Romero, los integrantes de la Corte Suprema serían «encubridores», «cómplices» o «partícipes necesarios» del desfalco, según el escrito al que accedió PeriodismoyPunto en forma exclusiva.

La Ministra en sus ratos libres se dedica al baile y a la música popular.

En Tucumán, las fuentes consultadas señalan a Salas como el supuesto testaferro de la ministra en numerosas empresas con problemas tributarios y con despidos escandalosos.

Con un salario promedio de 270 mil pesos, la ministra ha podido adquirir cinco vehículos de alta gama valuados en más de siete millones de pesos. Además, es socia mayoritaria de la firma de la Televisora de Tucumán Canal 10. Aunque tiene una jugosa deuda bancaria según el sitio Realpolitik.

Salas la acompaña en su amor por los autos de lujo pues, a comienzos de este año, adquirió un BMW 535I. Su nombre aparece en sociedades de todo tipo, como Follow me Tracking on Line o Misenvios.com. También está la firma Logísticas Integrales SA que fue contratada en forma directa por el organismo Subsidio de Salud. La ética se fue al pasto.

Mediante un escrito presentado bajo el Expediente 4301-8644-2020-M, dirigido al Interventor del Subsidio de Salud, Dr. Fernando Avellaneda, el Dr. Morales le solicitó al organismo que explique las presentes relaciones laborales con la mencionada persona Jurídica.

A pesar de que el Presidente dijo en reiteradas ocasiones que las empresas no despedirían empleados durante la pandemia mundial, Salas echó a más de 60 empleados en los últimos meses.

Los despidos se produjeron en la firma Brillante SA, dedicada a la limpieza y contratada por distintos organismos públicos del poder tucumano como la citada Corte Suprema. Pero no todo brilla en Tucumán. El MugreGate dará que hablar.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

MugreGate: el escándalo de corrupción, lavado y nepotismo que sacude a Tucumán comentarios en «6»

  1. Carolina Vargas Aignasse no es socia mayoritaria de Canal 10 como dice la nota.
    El gobierno o de la Provincia tiene el 30 % de acciones que la uiversidad (que se quedó con el 70 %) «Le regaló» al Gobierno de facto dura te el proceso militar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *