mié. Ago 5th, 2020

Los días en que el periodismo militante se calló la boca

Los funcionarios que aprietan periodistas salieron a defender la libertad de expresión y a solidarizarse con un móvil de C5N

En diciembre de 2017 toneladas de piedras hicieron temblar al Congreso de la Nación. Dentro del recinto, diputados kirchneristas le arrancaban el micrófono al Presidente de la Cámara de Diputados y hasta le robaban una lapicera. Hoy, el ladrón es el secretario de Derechos Humanos de la Nación. A Julio Bazán lo corrían entre piedrazos, huevazos y lo empujaban a la boca del subte. Le abrieron la cabeza. Mercedes Ninci, un año atrás, aparecía tirada en el piso entre empujones de jovenes militantes de La Cámpora molestos con la cronista que solo quería llegar a La Jefa para hacerle una respetuosa pregunta.

Ninci ni Bazán insultan a sus entrevistados. No van a prepotear a la puerta de ningún canal o radio argentina. No piden venganza ni mucho menos incitan a la violencia en videitos subidos a las redes sociales financiados con la plata de la corrupción. Tampoco son empleados públicos ni municipales como el acosador de periodistas críticos que no aceptó la solidaridad de los periodistas argentinos por lo, supuestamente, sufrido en la pacífica manifestación del 9 de julio en el Obelisco.

Mientras se desarrollan los hechos, Alberto Fernández llama a destruir a los “odiadores seriales”. Señor Presidente, no quedaría prácticamente nadie en Casa Rosada. Ni que hablar en el Instituto Patria. Todos los dirigentes de Juntos por el Cambio se solidarizaron con los periodistas de C5N al que agredieron su móvil. Los funcionarios kirchneristas hablaron del odio de la marcha, insultaron a manifestantes y nos criticaron por no solidarizarnos con ellos.

Lo hicimos. No todos somos lo mismo. Más aún, PeriodismoyPunto y todos los portales de noticias del país relataron lo sucedido. ¿Te imaginas una nota en El Derrape sobre los golpes que recibió Bazán o Ninci? No pasó.

Pero los mismos que se victimizan hoy, callaron ayer. Son los que piden en televisión la detención de periodistas con amplia trayectoria y valentía indudable como Luis Majul o sus compañeros de La Cornisa. Son los que insultan a Guadalupe Vázquez con el argumento de que es una … “sorete”. Son los que arman listas negras y nos eyectan de los grandes medios. Los que aprietan anunciantes para que nadie nos pueda leer o piden censurar a Baby Etchecopar porque es “anacrónico”. Pero no somos lo mismo. No pedimos ni cárcel ni que los saquen del aire a los “operadores” financiados por la plata de la corrupción. Jamás.

Cualquiera que haya trabajado en la calle, como cronista o movilero, sabe que, en terreno hostil, te tenes que cuidar y evitar la provocación. No es el caso de los matones del micrófono en mano. Van a insultar a manifestantes. Nada justifica una reacción violenta. Menos, entre varios. No deja de sorprender cómo las nuevas víctimas lograron registrar en forma cinematográfica los hechos.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

7 thoughts on “Los días en que el periodismo militante se calló la boca

    1. No te confundas amigo. El móvil fue atacado por militantes K lo mismo el notero impostor. Me extraña que no lo sepas ya que Infobae lo publicó.

  1. Es demasiado obvio que fue una actuación decadente, similar a las que nos tiene acostumbrados la “vicepresidente” ( así… sin mayúscula). Estaban en grupo con E.G. Una joven le muestró su celular, diciendo “… es tu novia…!”( por la misma mujer que le pegó, y luego gritó “.. no le peguen!!!”). Los mismos que lo empujaron primero, son los que lo socorren después….. y muchas otras muestras para lo cual, no me alcanza el espacio. NO NOS SUBESTIMEN.

  2. es tan solo una opereta orquestada por ellos mismos para victimizarse , asi actuan ellos las fotos lo demuestran son de cuarta y solo los cabeza de termo que los siguen les creen

  3. Muy buena actitud la de buenos periodistas como Ud,, Señor Gasulla. Es verdad, ustedes no son lo mismo! Por eso, el apoyo y la solidaridad de todos los ciudadanos que estamos hartos de toda esta BASURA.

  4. En relación con los odiadores también se deben mencionar las manifestaciones de Luis Delia y un sindicalista invitando a “matar” al ex presidente de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *