Mar. Nov 30th, 2021

Escándalo en Tucumán. El juez lloró por el relato de la víctima y le dio la perimetral, pero absolvió al concejal que fajaba a su mujer

Tras el escándalo de las denuncias por violación al senador José Alperovich, otro escándalo de violencia contra la mujer sacude a Tucumán.

Mañana lunes, el juez Saracho Daza leerá los fundamentos de la insólita absolución del concejal de Juan Bautista Alberdi, Bruno Romano (36) acusado de violencia contra su ex pareja, Romina Dip. El hecho policial sacude las páginas de los diarios locales por las ramificaciones políticas y el insólito accionar de la justicia. Daza lloró cuando escuchó a la víctima, le dieron la perimetral pues recibía golpes de su ex pareja, incluso, durante sus nueve meses de embarazo. El aficionado al boxeo, vinculado con el partido justicialista tucumano, no tuvo más contacto con la pequeña hija de 3 años que vio por última vez a los ocho meses de vida. Hoy la justicia pide revincular al padre con su hija a pesar de las denuncias de violencia, golpes, maltratos, persecución y hasta delitos sexuales.

Antes de que se conociese la absolución del concejal del Frente de Todos, el letrado que defiende a Romina Dip recibió la sugestiva propuesta de uno de los abogados de Romano de arreglar el tema con una jugosa propuesta económica.

Habla Macario Santamarina

En el audio, el letrado Santamarina le dice a su interlocutor que el concejal «le hizo unos cariñitos fuertes a su mujer» y que «no gaste pólvora en chimangos». Luego le pregunta si hay alguna posibilidad de «¿salida alternativa, darle plata a tu cliente o algo?»

PeriodismoyPunto conversó con la víctima, Romina Dip quien aseguró que pensó que salía muerta de la relación. Explicó que «mañana el juez Daza quien dio un fallo arbitrario que viola todas las garantías de las mujeres que sufrimos violencia de género, dará los fundamentos de la absolución de Romano».

Los contactos en la política del agresor.

Dip relata su relación con Romano a la que describe como un infierno pues «era muy violento y sufrí violencia de todo tipo, estaba en una situación de mucha vulnerabilidad pero tenía temor por las vinculaciones políticas que él tenía».

Dip mide un metro y medio y su pareja tiene una contextura física imponente. «Se postuló como concejal a pesar de que mi denuncia estaba elevada a juicio pero la justicia tucumana no le puso ningún obstáculo o sea que cualquiera puede ser una autoridad pública. Él tiene relación cercanas con la legisladora Nancy Bulacio que es su cuñada y con el vicegobernador Osvaldo Jaldo -ver foto con Juan Manzur-. Está todo vinculado y están apañando a ese golpeador. En las elecciones hubo una impugnación pero, de buenas a primeras, lo dejaron participar y asumir.

¿Cómo lo conociste a Romano? «En el gimnasio, desgraciadamente. Esos tres años de relación fueron verdadero infierno pues es una persona golpeadora, todos los días había una discusión distinta, influenciada por su madre. No le deseo a ninguna mujer haber pasado por todo lo que pasé. Además tuve la violencia institucional para que no llegase esta causa a juicio. Cinco días antes de la prescripción penal, mi abogado Gustavo Morales evitó que quedase todo impune porque hicieron de todo para impugnar y sumado a la pandemia que las audiencias fracasaban».

Dip relata que el denunciante no se presentaba ni se ponía a derecho. La madre del victimario ofreció un diagnóstico falso médico para evadirse de la justicia. También relata cómo intentaron comprarla, dos días antes del debate oral y público. Fue Santamarina que quiso comprarla «con plata, me ofreció millones pero mi dignidad no está a la venta».

Dip en diálogo con Pyp
Romina Dip sigue buscando justicia. Su caso es escandaloso.

«Lo que pasó acá deja un precedente en el que incitan a la violencia. Cualquiera podrá hacer lo que quiera con una mujer. No confío en el juez porque las pruebas están comprobadas, cuatro informes psicológicos, tres del Poder Judicial y hasta el juez lloró en una audiencia» concluye Dip a este portal.

El drama de Dip continúo tras denunciar a su ex pareja. Le robaron la farmacia, la desvalijaron y la amenazaron en reiteradas oportunidades. El testimonio de la víctima es desgarrador pues termina avisando a los responsables judiciales de la provincia que, «si el me mata es muy evidente que fue él»:

Las relaciones de Romano con la cúpula política de Tucumán.

La historia de Dip no llegó a los grandes medios. Tampoco se ocupó del tema el feminismo vinculadas con el kirchnerismo. Tampoco levantaron su voz con el escándalo que involucra al senador José Alperovich. El caso Dip desnuda el doble discurso sobre los casos de violencia de género y lo dificil que es denunciar a un integrante del poder político en una provincia feudal como Tucumán.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Escándalo en Tucumán. El juez lloró por el relato de la víctima y le dio la perimetral, pero absolvió al concejal que fajaba a su mujer comentarios en «5»

  1. Las provincias feudales seguirán siendo así, mientras tengamos presidentes que digan, como en el caso del gobernador de Formosa, «el mejor gobernador de la Argentina» . Clentelismo, nepotismo en su máxima expresión, corrupción, abusos de toda índole. Sean del partido que sean. Y todavía hay atrasados mentales que los defienden

  2. Malísima la nota. Queriendo imponer un relato que sólo ellos saben. Tranquilamente el editor se podría llevar una carta documento por esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *