Lun. Nov 23rd, 2020

A pesar de aceptar una rebaja salarial y las restricciones oficiales, la despidieron en plena cuarentena

Abigail Luna trabajaba de administrativa contable en un frigorífico. Quebrada, dijo a PyP Radio: «Tengo mucho miedo, no sé que va a pasar».

Sin previo aviso, el lunes pasado, Abigail Luna perdió su empleo. Realizaba trabajo administrativo contable en un frigorífico desde hacía un año. Estaba en negro. Antes de llegar a esta instancia, había aceptado una rebaja salarial «porque no le podían pagar» lo que le correspondía.

Según explicó a PeriodismoyPunto Radio, la situación «se empezó a complicar en marzo» debido a que «la mayoría de los clientes del frigorífico son restaurantes» que se encuentran cerrados desde que la Argentina entró en cuarentena por la pandemia de coronavirus.

Como ella, hay miles de casos. ¿Por qué? El 48,8% de los trabajadores se encuentra en la informalidad. Para ellos, no hay ATP ni IFE. Tampoco protección legal, a pesar de la prohibición para despedir dispuesta por el gobierno de Alberto Fernández en medio de la cuarentena.

Sobre su situación, Abigail comentó que cobró «el sueldo» y le prometieron que próximamente le abonarían el proporcional a «medio más». Como muchos, alquila y depende de su trabajo para sobrevivir. Hoy quedó «en la nada», pero ya está buscando trabajo.

«Tengo miedo. Es triste, no sé qué va a pasar», le dijo entre lágrimas a Luis Gasulla durante la entrevista en Radio Cultura (FM 97.9), donde manifestó su enojo con Alberto Fernández.

«Ahora te dice que no tiene plan económico, cuando hace unos meses te decía que lo tenía pero que no quería mostrar las cartas», se quejó. Y concluyó: «Parece que está atendiendo un kiosco».

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *