Mar. Nov 30th, 2021

Violencia policial. Tras el caso Espinoza y el ataque a una familia qom, se viraliza el video de una golpiza a un camionero en Madariaga

El hombre, que es hipertenso, terminó hospitalizado con 22 de presión y desprendimiento de retina. Todo comenzó por un cono derribado.

Fuera de control. Así parecen estar las fuerzas de seguridad en medio de la cuarentena. Tras el asesinato de Luis Espinoza en Tucumán y el violento ataque a una familia qom en Chaco, en las últimas horas se viralizó un video que muestra como tres policías atacan a un camionero.

El hecho ocurrió el último domingo en General Madariaga, provincia de Buenos Aires. Según reportó Central de Noticias Madariaga, todo comenzó luego de que el chofer esquivara un control policial en el acceso a la ciudad. Terminó internado y con desprendimiento de retina.

En declaraciones al medio local, el hombre relató que había salido con su camión a cargar nafta a una estación de servicio que se encuentra sobre la ruta 74 y, al salir de su galpón, situado a pocos metros de los controles, derribó uno de los conos. Entonces, la patrulla lo siguió hasta la estación.

En ese lugar, los agentes le pidieron los papeles y el permiso de circulación. Pero como recientemente el trabajador había cambiado el formato de permiso, les facilitó el viejo y les dijo que tenía uno nuevo en su oficina. La misma se encuentra a metros de donde estaban realizando los controles.

De regreso a la ciudad, el camionero asegura que la policía no lo dejaba llegar hasta el galpón y que por eso decidió pasar por encima del cantero divisor de la calle y la colectora, donde derribó varios conos para luego detenerse y descender del rodado a fin de llegar a su oficina.

En ese momento, su mujer habría accionado el embrague del camión involuntariamente. Por lo cual, los efectivos entendieron que intentaban ingresar al predio privado para ponerse a salvo y la bajaron del habitáculo. Esto derivó en el inicio de la pelea entre uno de los policías y el camionero.

«El mismo policía me decía: ‘Pegáme, pegáme que están las cámaras. Vas a ver lo que te hago’. Me derribó, me pegó piñas a morir y entre tres no me podían esposar. Entonces me puso un dedo en el ojo para que afloje y lo mordí», explicó la víctima. Parte de la trifulca fue registrada por su mujer.

El hombre, que es hipertenso, terminó en el hospital con 22 de presión y desprendimiento de retina además de golpes en el cuerpo. Ahora, junto a su abogado, denunciará a los policías por las lesiones que se desencadenaron por arrastrar un cono.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *