mar. Jul 7th, 2020

La importancia de la pregunta y la repregunta para incomodar al poder

Homenaje a los periodistas en su día.

Una regla básica del buen periodismo es incomodar al poder. Cuestionarlo. Preguntar y, más aún, repreguntar. Siempre. Algunos dicen, y tienen razón, que el resto son relaciones públicas, gacetillas, prensa o difusión acrítica de algo o alguien. El periodismo es otra cosa.

Jorge Lanata, años atrás, decía que el periodismo no te dejaba indiferente, que lastimaba, cortaba y dejaba marcas. Fue en una emblemática nota para la Rolling Stone antes que la revista cultural cayese en la intolerancia del falso progresismo y los lugares comunes.

El periodismo debe esquivar esos lugares comunes. Cuestionar lo obvio e indagar con profundidad en lo que parece ya esclarecido. Hoy se reproducen noteros, panelistas y conductores que creen que el periodismo es repetir lo que dice el funcionario o el gobernante de turno. ¿Qué sentido tiene escuchar lo que dice Alberto Fernández en boca de un periodista? Para eso escuchemos al original.

Watergate en el cine

El periodista puede tener simpatías políticas, ideologías pero dejarlos fuera de sus análisis o investigaciones. Si lo hace se convierte en un operador de un político o partido político. El periodismo militante ha carcomido a la profesión. Hay militantes en el periodismo del kirchnerismo, de los jueces, de la Corte Suprema, de los ídolos, de la legalización del aborto, de las dos vidas o de lo que fuese.

El periodista debe saber escuchar. Es imposible hacer buen periodismo si se pierde el interés de conocer qué tiene para decirnos el que está del otro lado. El periodismo no es juez. Debe sentar posición pero no creerse el dueño de la verdad.

Una de las entrevistas más importantes de la historia

Insisto en la importancia de la pregunta y, más aún, de la repregunta. Hoy más que nunca son necesarias. No estamos escuchando preguntas inteligentes en televisión o en entrevistas radiales.

En las conferencias de Alberto Fernández se le pide consejos para un sobrino, para los niños, se le festejan ocurrencias como pedirle dibujitos a los pibes o se lo respeta como un Padre, un Dios y no como un Presidente.

El Ciudadano Kane, un enigma y la búsqueda de la “verdad” por el periodista

Es hora de cuestionar lo que parece incuestionable. Reflexionar. ¿Hasta cuándo seguirá la cuarentena? ¿Se comunicó el Presidente con la Ministra de Seguridad tras el asesinato de Luis Espinoza en Tucumán? ¿Qué piensa de los feudos del norte argentino? ¿No considera que lo son? ¿Cree que en Formosa de su reivindicado Gildo Insfrán existe la libertad de expresión? En ese caso, ¿Qué entiende por libertad de expresión? ¿Qué buscan con el llamado cyberpatrullaje? ¿Qué pasa con los policías del norte argentino?

¿Por qué cambió Alberto Fernández? ¿Quién es usted? ¿Quién es realmente Alberto Fernández?

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

2 thoughts on “La importancia de la pregunta y la repregunta para incomodar al poder

  1. El periodismo que busca los superiores equilibrios del derecho, tiene la obligación de mostrar que el mundo social constituye un caótico choque de fuerzas, donde los individuos que están organizados en un estado de agresividad y violencia, de incertidumbre y lucha, no puede alcanzar esos equilibrios sino por medio de la fuerza bruta. Porque la ley universal de justicia en estos mundos inferiores, precisamente por el bajo nivel en que se hallan los seres que los
    integran, determina que el mejor es el más fuerte, no el más justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *