Dom. Nov 22nd, 2020

Hace cuatro años, Guillermo Moreno decía que Macri era peor que Videla porque «le sacaba la comida de la boca a la gente»

Recuerdos en primera persona de la comparación de Guillermo Moreno entre un dictador y un Presidente democrático.

Pasaron cuatro años. Era un domingo soleado en Buenos Aires. La producción de Mauro Viale había preparado una mesa para hablar de corrupción durante el kirchnerismo. Días atrás, había aparecido el video de la Rosadita con «gente contando plata» y Lázaro Báez había sido detenido por la ruta del dinero K. José López aún no había visitado el convento con 9 millones de dólares.

Estábamos Rafael Flores, uno de los diputados de Santa Cruz que mejor conocía a Néstor Kirchner, Álvaro de Lamadrid, autor de sendos libros sobre la corrupción en la Patagonia y yo. En medio de la charla, Guillermo Moreno ingresó al estudio acompañado por la ex escribana de Meldorek, su mujer, Marta Cascales. Nos miró a los tres de forma socarrona. Escuchó en silencio parado al costado de un camarógrafo.

Mauro Viale hizo un parate en nuestras intervenciones y le cedió la palabra a Moreno que estaba sentado aparte, en una especie de mano a mano con el histórico conductor televisivo. Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio de Néstor Kirchner, el que apretaba empresarios y despachantes de Aduana, el del «Clarín Miente» y los globitos blancos y rojos, el de Acero Cali y la barra de River en Plaza de Mayo, el de la venteta a Martín Losteau, disparó.

Comparó la gestión de Mauricio Macri con la de Jorge Rafael Videla al decir que el represor «tiraba gente al mar pero no le sacaba de la boca la comida a la gente». Para Moreno, «no hubo gobierno más brutal que este en los últimos 70 años» y acusó a la administración de Macri de meterse «con el precio de la comida». Atónito ante la brutalidad verbal de Moreno, Mauro Viale le reprochó: «Pero esos fueron nazis». Al defender su postura, Moreno enumeró todos los gobiernos militares que tuvo el país después del derrocamiento de Juan Domingo Perón en 1955 y señaló que «ninguno de ellos fue peor» que la administración actual.

Los tres nos miramos en silencio. No dijimos nada. Tiempo después, lo comentamos en privado. ¿Cómo nadie se animó a decir algo? Moreno fue un visionario. Empezaba a instalar el discurso K en el que comparaban a un gobierno militar con el de Macri, elegido por los argentinos.

Hoy Guillermo Moreno está fuera del poder. Nadie lo llamó. No se respetan con Alberto Fernández. La pobreza ronda los 50 puntos. Cuando Moreno comparó a Macri con Videla estaba en 32 puntos y comenzaba un lento retroceso hasta los 27 puntos. Luego, con la devaluación y corridas bancarias, Cambiemos entregaría el poder con una pobreza estructural en 35 puntos según las mediciones más serias.

¿Qué pensará hoy Moreno?

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *