vie. Jul 3rd, 2020

Expropiaciones K. El día que Kicillof aseguró que el acuerdo con Repsol dejaría a YPF “libre de todo litigio”

Tras el anuncio de intervención y expropiación de Vicentin, el antecedente YPF recobra importancia en función de sus posibles consecuencias.

Vicentin reavivó “la grieta”. Mientras el ministro de Economía, Martín Guzmán, le dice a los bonistas y fondos internacionales que no hay plata para pagar la deuda, el Estado argentino se hará cargo de la molienda de oleaginosa más importante del país y la sexta exportadora del sector agropecuario.

Los detalles del proyecto de nacionalización con su inmediata intervención por parte del Poder Ejecutivo aun no están del todo claros. La experiencia recuerda la intervención de Aerolíneas Argentinas al comienzo del gobierno de Néstor Kirchner, el Correo Argentino, el intento de copar el Grupo Yoma o la costosa nacionalización de una parte mayoritaria de YPF, la empresa más importante del país.

Al exponer ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, el por entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, decía que antes de su nacionalización YPF “podía ser rentable para un privado, pero era perjudicial para el pueblo argentino”.

Esto decía Télam: “Kicillof sostuvo además que el acuerdo con Repsol “pone un punto final a un proceso que no va a ser cuestionable y va a dejar a la empresa libre de todo litigio”. ‘Este acuerdo limpia a YPF para convertirse en un motor para el desarrollo del país, la distribución del ingreso y el desarrollo con equidad’, aseguró Kicillof. El ministro también defendió la modalidad de pagar al afirmar que “en lugar de pagar en efectivo se va a pagar a plazo a través de una canasta de instrumentos financieros”. Las comisiones de Energía y Presupuesto, recibieron hoy detalles del acuerdo firmado con Repsol para compensar la expropiación del 51 por ciento de las acciones, que el oficialismo aspira a sancionar en la sesión del próximo 23 del corriente. El ministro de Economía, Axel Kicillof, sostuvo que YPF “sigue siendo una empresa en marcha, que cotiza en bolsa, bajo las leyes argentinas” y afirmó que “las consecuencias” de la gestión de Repsol “pueden ser muy buenas para sus propietarios, pero malas para el país”. En ese sentido, Kicillof consideró que “el plan de negocios de Repsol estaba reñido con las necesidades de Argentina, bajo el modelo de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner”.

Hoy la Argentina afronta un juicio millonario que le podría costar al país 3000 millones de dólares por la decisión inconsulta tomada por Axel y Cristina.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *