mar. Jul 7th, 2020

Espionaje ilegal. Fórum shopping y una banda de agentes cuentapropistas, los recursos K para avanzar contra Macri

La sorpresiva detención del ex espía Alan Ruiz en el marco de una investigación paralela a la conocida como “Verdura”, de la que no estaba notificado y que también tramita en la justifica federal de Lomas de Zamora, expuso el interés político detrás de las causas.

Mientras el Poder Judicial duerme el sueño de los justos por la cuarentena eterna, en la justicia federal de Lomas de Zamora pasa de todo. Pareciera que ese distrito se ha convertido en una especie de oasis en el desierto. Sobre todo para el kirchnerismo, que desde allí busca apuntalar el relato de persecución contra Mauricio Macri. ¿Por qué? Allí tramitan dos causas de alto voltaje político, en las que se investigan presuntas maniobras de inteligencia ilegal sobre políticos, sindicalistas y periodistas ordenadas por el ex presidente y la jefatura de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que él designó.

La primera es la conocida como “Verdura”, que se originó a partir del testimonio de un narco que dijo haber sido contratado por el abogado-espía Facundo Melo para darle un susto con un explosivo a un funcionario cambiemita en julio de 2018. El hecho estaba siendo investigado por el juez federal Sebastián Ramos, en Comodoro Py, dado que ocurrió en Avenida Callao al 1200. Sin embargo, Federico Villena, quien es subrogante en el juzgado federal 1 de Lomas de Zamora y venía siguiendo al narco, decidió -ante esa confesión- avanzar sobre la pista de una red de espionaje ilegal que derivó en un desfile de “arrepentidos”, víctimas y good show.

La segunda, en tanto, es el caso de presunto espionaje ilegal sobre el domicilio porteño de Cristina Kirchner y el Instituto Patria en agosto de 2018.  El tema ya había sido analizado por el también juez de Comodoro Py Marcelo Martínez de Giorgi, quien determinó que las tareas de vigilancia denunciadas por la vicepresidenta se dieron en un marco de legalidad -dado por el juez Villena- y para prevenir un posible atentado. Sin embargo, en febrero, la interventora de la AFI Cristina Caamaño reimpulsó el asunto con una nueva denuncia -por violación de la ley de inteligencia y falsedad ideológica- que presentó en Lomas de Zamora. Recayó en Juan Pablo Auge, el otro juez del condado.

Por esta última causa, de menor envergadura que la que instruye Villena, se decidió la detención del ex espía Alan Ruiz. El “director de Operaciones Especiales” que -como reveló este periodista- nunca fue director sino jefe de un grupo de agentes y es señalado como el supuesto brazo ejecutor de las tareas ilegales. La medida está plagada de arbitrariedades. ¿Cuáles? A diferencia de la investigación que lleva Villena, quien actúa en tándem con la fiscal Cecilia Incardona y le concedió la exención de prisión, Ruiz no estaba siquiera notificado. Pero eso no fue todo: quien pidió su captura fue Incardona, quien también interviene la causa “Instituto Patria”.

En paralelo a estas irregularidades se da el desfile de ex agentes enemistados con Ruiz por la Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso, que preside el ultrakirchnerista Leopoldo Moreau y cuenta con la participación estelar del dipu-espía Rodolfo Tailhade. Se trata de los policías Jorge Sáez y Leandro Araque y el mencionado abogado Melo. Al ser indagado en la causa “Instituto Patria”, Ruiz comentó que ellos “no querían estar dentro de la Agencia” sino “por fuera de la base”. Y confió: “No me gustaban los negocios que tenían”, lo que lo llevó a pedirles que se vayan. Melo fue despedido, los otros reubicados.

Abogado de barrabravas, Melo no sólo fue señalado por el narco “Verdura” Rodríguez como el hombre que fue a buscarlo para que le diera un susto al entonces subsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa y ex agente de inteligencia José Luis Vila. El hombre que manejaba el negocio de la droga en Esteban Echeverría y Almirante Brown también dijo que conoció a Melo con la intención de que lo ayudara a expandir su negocio en Lanús, donde éste tiene un estudio jurídico y un búnker de venta de estupefacientes en Villa Sapito. “Quería trabajar con nosotros”, aseguró el capo narco.

Éste último dato fue uno de los tantos que el kirchnerismo y su aparato mediático eligió omitir a la hora de publicitar las presuntas irregularidades sucedidas en la AFI durante el gobierno de Macri, que Melo y sus compañeros salieron a denunciar a partir de agosto de 2019 buscando vengar el recorte de privilegios que -como reveló PeriodismoyPunto– les hizo Ruiz. No sorprende, también parece haber olvidado la definición de fórum shopping que Cristina Kirchner dio en Twitter en 2013: “Dícese de la práctica corriente y conocida en el poder judicial de elegir el juez que va a fallar lo que vos quieras”.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

1 thought on “Espionaje ilegal. Fórum shopping y una banda de agentes cuentapropistas, los recursos K para avanzar contra Macri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *