sáb. Jun 6th, 2020

Investigan a funcionario nacional por truchar afiliaciones para el partido de Alberto Fernández

Se trata de Hernán Torres Guerrero, quien se jacta de ser el presidente de ParTE en la provincia de Buenos Aires a pesar de que la Justicia declaró caduca a la fuerza en 2018.

Hernán Torres Guerrero es uno de los pocos dirigentes del Partido del Trabajo y la Equidad (ParTE), el espacio político que fundó Alberto Fernández en 2012 para representar al kirchnerismo crítico, que el Presidente logró ubicar entre las terceras líneas de su gabinete.

Ostenta el cargo de subsecretario de Articulación y Comunicación Comunitaria de la Secretaría de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social, cargo al que llegó jactándose de ser “presidente del partido ParTE” en la provincia de Buenos Aires.

Dato curioso, si se tiene en cuenta que la fuerza política que lidera Fernández fue declarada caduca en territorio bonaerense el 3 de abril de 2018. ¿Por qué? No contaba con las afiliaciones mínimas para ser reconocida como partido político provincial por la Justicia Electoral.

La medida fue oficializada por la Junta Electoral provincial el 1° de junio de 2018, mediante una resolución a la que PeriodismoyPunto tuvo acceso.

Sin embargo, esto no es lo más grave del caso. Es que, el Juzgado Federal con competencia electoral N° 1 de La Plata detectó serias irregularidades en las fichas de afiliación presentadas por Torres Guerrero ante la Justicia para tramitar el reconocimiento de ParTE como partido de orden provincial.

Esta maniobra, según pudo saber PyP, le valió al funcionario la apertura de la causa N° 30132/19 por “falsificación de documento público”. Delito por el que, por ejemplo, fue condenado el ex vicepresidente Amado Boudou en 2019 y puede ser castigado con entre seis meses y tres años de prisión.

Cabe recordar que no es la primera vez que el “amigo” del Presidente debe rendir cuentas ante la Justicia. En el 2000, estuvo detenido por el robo de alimentos a un depósito del Ministerio de Desarrollo Social, en Los Hornos, del cual era el encargado.

Como resultado de ese proceso, Torres Guerrero quedó inhabilitado por diez años para ejercer la función pública.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *