dom. Jun 7th, 2020

Cuarentena VIP. ¿Quién controla a los que nos controlan?

Fiestas, encuentros, reuniones, abrazos y festejos. Los políticos y funcionarios que ningunean al coronavirus.

Todos los días Jair Bolsonaro es noticia en los programas periodísticos argentinos. Tienen razón. El Presidente de Brasil parece reírse de la pandemia mundial. En las últimas horas se paseó en moto acuáticas por una bella playa en su país tropical delante de decenas de personas.

En la Argentina pasan cosas similares. El gobernador más importante de nuestro país da conferencias de prensa sin barbijo, no respeta las distancias recomendadas por los infectólogos y sale de gira por hospitales públicos en los que luego conocemos que los médicos se contagiaron de coronavirus. En la provincia gobernada por Alicia Kirchner, los familiares del intendente de Perito Moreno realizan una fiesta privada. https://periodismoypunto.com/2020/05/parientes-de-intendente-santacruceno-violaron-la-cuarentena-y-agredieron-a-la-policia/ Los vecinos hacen la denuncia. La policía se presenta en el lugar y son los uniformados los que terminan hospitalizados por la golpiza que recibieron. Los familiares del intendente pasan unas horas demorados en la comisaría del pueblo. Todo vale.

En Mendoza, gobernada por el radicalismo, una funcionaria le festeja un cumpleaños masivo a sus hijos. Le piden la renuncia. Patricia Mercado no se arrepiente de nada y lo cuenta en las redes sociales. No aprenden más.

En Tucumán, funcionarios se arman su propio festejo popular. El escándalo dura unas horas. Otros dos funcionarios se van a jugar al paddle en la localidad de Lules. Se enfrentan el Director de Discapacidad contra el de Cultura. Nadie sabe quién ganó. La sociedad pierde con ejemplos así.

Anita Zen exige cárcel a los macristas que violen la cuarentena. Alberto Fernández se enoja con los comentaristas de tuiter. Jorge Capitanich, uno de sus gobernadores preferidos, sale de gira en medio de contagios de directores de hospitales. Así rebota el virus en Resistencia. Esos funcionarios pasean por el barrio Toba y el covid-19 se instala en los barrios aledaños a la capital chaqueña. El hijo de un ex concejal, pariente de los Capitanich https://periodismoypunto.com/2020/05/la-escandalosa-trama-politica-detras-del-primer-caso-de-covid-19-en-roque-saenz-pena-chaco/ se contagia del virus. Ese fin de semana suben a las redes un posteo de un locro organizado en su casa para los amigos.

La excusa del coronavirus provoca motines y revueltas en las cárceles. Luego de promover la liberación de presos, el Presidente recordó que existe la independencia judicial y la división de poderes. Es el mismo que amenazaba que los jueces que investigaron la corrupción K iban a tener que explicar sus fallos

Uno de los que provocó la liberación de presos fue el juez ultra militante K Víctor Violini. Hace pocas horas reivindicó su militancia política y aseguró que nadie puede ser condenado por sus fallos. Lo aplaudían los periodistas militantes que pedían torturas al “sicario” de Claudio Bonadío. Pónganse de acuerdo. En las últimas horas de diciembre del 2019, la influyente funcionaria y abogada Graciana Peñafort, en una entrevista a PeriodismoyPunto, aseguraba que su gobierno no será como Cambiemos, que no existirá el Ministerio de la Venganza y nadie terminará preso como en la anterior gestión. https://periodismoypunto.com/2020/01/cuando-alberto-fernandez-escribio-que-el-memorandum-con-iran-era-un-delito-lo-llame-para-putearlo/

Sigo sin comprender si la política se mete en la justicia o no. Con la cuarentena pasa algo similar. El Presidente se enoja con los rebeldes que no la cumplen. Amenaza a un violento que golpea al portero de su casa en un edificio en Vicente López. Quizá ya nadie lo recuerde. Eran tiempos en que el virus se resolvía con un te caliente aunque no llegaría a la Argentina como decía Ginés González García. La doble vara comunicacional se aplica al cumplimiento de la cuarentena.

Algunos funcionarios no dan el ejemplo. Se creen superiores a la ley. También al covid-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *