dom. Jun 7th, 2020

Coronavirus. Polémica en torno al plan de Larreta para intensificar los testeos en las villas

Se trata del programa “Servidores Públicos”. Empleados denuncian serias irregularidades. Silvina Martínez presentó un pedido de informes ante el jefe de Gobierno.

Con el fin de intensificar los testeos por coronavirus en las villas de la Ciudad, el Gobierno porteño dispuso la creación del programa “Servidores Públicos”. Si bien es cierto que poner el foco sobre la situación de los barrios vulnerables resulta imperioso para prevenir un salto exponencial de casos positivos, la medida, que no es más que una reconversión del voluntariado que ya venía funcionando en el distrito, ha desatado una serie denuncias por serias irregularidades en su instrumentación y la presentación de un pedido de informes.

La polémica, concretamente, se centra en que por esta resolución empleados -mayormente precarizados- son obligados a servir en las postas de temperatura ubicadas en las villas para detectar contagios, realizar hisopados a vecinos sospechosos o que hayan tenido contacto con casos positivos de COVID-19 y realizar tareas en las ferias barriales para que la gente respete las medidas de distanciamiento social. Todo esto, con el agravante de que el personal dispuesto no fue debidamente capacitado ni cuenta con el resguardo sanitario necesario.

Ante esta situación, la abogada Silvina Martínez presentó un pedido de informes ante el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta para que explique: en qué consiste el programa; qué medidas sanitarias y qué capacitación reciben los empleados; qué resguardos laborales tienen trabajadores precarizados contratados bajo el régimen de monotributo que no tienen ART en caso de infectarse en cumplimiento de las tareas encomendadas; y qué sucede con el trabajador que se niega a formar parte del programa en virtud de la arbitraria modificación de sus condiciones laborales.

Cabe mencionar que, según consta en la presentación hecha por la asesora legal de Margarita Stolbizer, mientras el programa de “Servidores Públicos” funcionó como voluntariado aquellos que se negaban a participar eran amenazados con represalias y/o despedios. En ese entonces, desde el Gobierno de la Ciudad se les pedía a los trabajadores que prestaran asistencia a adultos mayores, repatriados alojados en diferentes hoteles del centro porteño y en los centros de vacunación. Su vulnerable situación recuerda a la de los agentes de tránsito -también- monotributistas.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *