sáb. Ago 8th, 2020

Lo que desnudó los sobreprecios de alimentos de Desarrollo Social y el alcohol en gel y los vasitos en el PAMI

Alberto Fernández se cristinizó y eligió al periodismo y a los tuiteros críticos como el enemigo por las denuncias de corrupción en compras del Estado.

Desde que se decretó la cuarentena, el gobierno nacional perdió el control de la agenda mediática. Pasó de negar los hechos a, en el caso del Ministerio de Daniel Arroyo, a entregar funcionarios de segundas líneas. Le tiró todo el aparato del Estado a los periodistas que publicamos compras directas realizadas por Ministerios y dependencias como el PAMI que los números no cerraban.

El Presidente de la Nación se cristinizó y se puso la campaña al hombro contra los mensajeros. Sólo se conoció lo que pasaba con la compra de alimentos a gran escala por la valentía del periodismo de investigación. Gran parte de los datos había surgido de las redes sociales. Alberto Fernández, al igual que en los tiempos de Cristina, eligió. El enemigo son los denunciantes. En pocas horas, pasó de denunciar campaña sucia a reconocer que se había pagado de más los alimentos. Las internas políticas dentro de un Ministerio loteado salieron a la luz. Los pases de factura entre intendentes, hombres del sindicalismo, La Cámpora y las organizaciones sociales y piqueteras quedaron expuestas con un tuit de Juan Grabois. En el PAMI no pasará lo mismo pues lo controla, únicamente, La Cámpora y el peso político de Luana Volnovich es superior al del debilitado Daniel Arroyo. El PAMI es la quinta caja del Estado Nacional. Una dependencia en la que su titular colocó a su hermano en un puesto clave y que no tuvo inconvenientes en decidir el despido de trabajadores en medio de la pandemia acusados de ser “macristas”.

Mientras todo eso ocurría, el Poder Ejecutivo diseñaba el regreso de los expedientes públicos al papel, se lanzaba una app fascistas de la agencia de noticias para denunciar “noticias falsas” y de paso tuiteros desagradables y el Presidente hablaba de trolls de Marcos Peña. ¿Dónde estará el ex Jefe de Gabinete a quién jamás entrevisté? Los escribas del cristinismo, los que extorsionaron al Presidente porque “nos pisó la pauta”, salían a denunciar operaciones y fantasmas insólitos.

Periodismo independiente es mala palabra. Periodismo y Punto sólo publicó boletines oficiales del PAMI con compras directas que desmintieron y terminaron admitiendo. El alcohol en gel es otra. Falso. Lo terminó reconociendo su titular. No hay sobreprecios. Falso. Volnovich Terminó declarando en TN que pagaron más caro porque no se conseguían oferentes. Error. Fue una compra directa sin licitación previa. Nada dijo de la adquisición repentina de más de 1.200.000 vasos descartables de plástico. Se gastan millones de pesos en insumos cuando los hospitales denuncian falta de insumos. Se gastan fortunas en alimentos cuando la gente asegura que pasa hambre y que los fideos no llegan. Compran fideos a los “intermediarios” conocidos con antecedentes escandalosos. Parece un homenaje a los pollos de Mazzorin.

Pero hay que hacer cyberpatrullaje para detectar vaya a saber qué cosa. ¿A qué se refiere la Ministra de Seguridad con “el humor social”? ¿Los que amenazaron a Carolina Píparo desde la cárcel estabarían de mal humor?  ¿Los patrullamos o les damos un celular de regalo?

Lamentablemente, el Presidente eligió creer en conspiraciones y operaciones cuando nadie está tirando piedras ni deseando las pavadas que sus escribas –flaco favor le hacen- dicen en las redes sociales. En vez de dar la pelea contra los problemas históricos de la Argentina se termina culpabilizando de esos males a los mismos de siempre: el sector productivo, los empresarios y sus supuestos empleados: El periodismo. Ahora sumaron a los tuiteros. Tal como expresé, semanas atrás, el coronavirus terminó siendo la excusa perfecta para ir contra las libertades individuales y la libertad de expresión. ¿Creerán realmente que cerrando una cuenta de tuiter matarán las ideas de ese usuario? Ni Frederic ni Los Fernández nunca podrán cyberpatrullar dentro de nuestras cabezas.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

2 thoughts on “Lo que desnudó los sobreprecios de alimentos de Desarrollo Social y el alcohol en gel y los vasitos en el PAMI

  1. Encima es facil hoy en dia cotejar precios, el mismo alcohol que Luana Volnovich compro a mas de 1000 pesos (en volumen encima), podia encontrarse caro, en Mercado Libre a 850 pesos. Alcohol en gel, es alcohol gelificado, nada mas. No tiene mayores ingredientes que eso. Pero estan robando a troche y moche, como si el mundo fuera a acabar mañana.

    Volvieron mejores…. en cometer todo tipo de atropellos

    Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *