Jue. Sep 24th, 2020

El día que Alberto Fernández destruyó al Papa Francisco

El presidente Alberto Fernández visitó este viernes el Vaticano, donde se reunió a solas con el Papa Francisco. El encuentro duró 44 minutos y, a pesar de que sobrevoló la polémica en torno a la despenalización del aborto, no faltaron las sonrisas. Sin embargo, la relación entre ambos no siempre fue así. Y un artículo publicado por Fernández en 2010, donde critica duramente al entonces cardenal Jorge Bergoglio, así lo prueba.

Bajo el título «El padre Francisco y el Cardenal Bergoglio», Fernández apuntó contra la hipocresía de la Iglesia que dice luchar contra la pobreza pero con «datos poco confiables». Pese a esto, subraya que hay que celebrar que los «representantes de Cristo» se ocupen de los que menos tienen, ya que «en otros tiempos no lo hicieron». Después de la introducción, Alberto apunta directo a las supuestas contradicciones de Bergoglio: «si sabe que la ´coima´ se adueñó de la ciudad es necesario que señale a los corruptos y a los corruptores».

¿Quiénes son los corruptos? se preocupa reiteradamente Fernández acusando a Francisco de una injusta e imprecisa generalización, recordando también sus críticas sobre Néstor Kirchner en las homilías.

«Que la iglesia se preocupe del presente no está mal», insiste en su artículo, pero que «a través de su máxima jerarquía lance un sinfín de imputaciones tan imprecisas como inquietantes, es definitivamente equivocado», sentencia.

Sobre el final del texto recuerda el problema recurrente de la iglesia en el mundo en relación a los delitos sexuales, y la condena – en ese momento – al ex arzobispo Edgardo Storni y al padre Julio César Grassi por abuso sexual. Sin dar respiro, Fernández arremete con una pregunta: «¿Cómo se entendería si alguien hablara de la ´iglesia pederasta´?», reforzando la idea que una acusación general daña las instituciones.

El pasado, de forma recurrente, desfavorece al presidente que tiene posiciones disímiles – según pasan los años y los intereses – en los hechos más importantes de la historia reciente y que confirma una máxima imposible de rebatir: nadie resiste el archivo. Alberto, menos.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

2 thoughts on “El día que Alberto Fernández destruyó al Papa Francisco

  1. Para el común de la gente y una traducción casera…serías»hombre número uno o primero ?»…POLEMANN… parecería orientación a quienes entregaron al hijo de Dios…para terminar crucificado…que más se puede esperar…su odio codicia y mala leche no permiten que dejen de ser mediocres miserables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *