lun. Feb 17th, 2020

Fabiola, no importa qué te pongas sino cuánto nos cuesta vestirte

El último lunes, los grandes medios levantaron un fragmento de la “entrevista” a Fabiola Yáñez realizada en la ultra K Radio 10. La frase elegida por la prensa de la Primera Dama para su difusión en los medios fue: “El odio y los clasismos nos hacen menos inteligentes”. Pero la nota duró 26 minutos, de los cuales 16 de ellos se trató sobre los ataques que sufrió Yáñez en redes sociales con la creación -incluso- de un perfil fake atribuido a “los trolls macristas”.

Lamentablemente, gran parte de las personas públicas sufren estas maldades generadas por gente con demasiado tiempo inútil y sin proyectos propios. Lo llamativo es que la Primera Dama se centre en las críticas que recibió por su vestimenta y por gente que se preocupa por lo que se pone o no. No es el caso de Periodismo y Punto.

Vale la pena repasar cuáles son los objetivos del periodismo. No es nuestra meta aplaudir al poder de turno sino cuestionarlo. No somos voceros ni prenseros de nadie. El buen periodismo es el que incomoda al poder. Lo que molestó al gobierno actual es que con una simple investigación periodística quedó al descubierto el ocultamiento de información oficial y la burda mentira de los que rodean al Presidente de la Nación. ¿No sería más sencillo informar cuánto nos costó a todos los argentinos el viaje a Israel y los viáticos de la estilista personal de Fabiola? ¿Dónde están los periodistas que se indignaron con el peluquero personal de Carlos Saúl Menem o con el viaje en helicóptero de Antonita, la pequeña hija del ex Presidente Macri? ¿Era necesario que Carolina Marafioti, asesora en vestuario de Yáñez, viajara a Jerusalén? ¿No se dan cuenta que adueñarse de los fondos públicos como propios generan la indignación de los que nos rodean? Marafioti, no sólo estuvo presente en Israel. Sino que acompañó a la Primera Dama en varios actos oficiales como acreditan las imágenes que publicamos en forma exclusiva.

La información suele llegar de los círculos más cercanos del poder.

Pero Yáñez y los voceros que la “entrevistaron” prefirieron quedarse con la cuenta trucha de Twitter y el mito de los trolls de Marcos Peña. ¿Tanto poder sigue teniendo el ex Jefe de Gabinete? ¿A quién le echo la culpa de las decenas de amenazas, insultos y difamaciones que recibo a diario por hacer periodismo? Más aún, ¿qué dirán los políticos que dicen querer superar la grieta cuando ellos mismos reproducen fake news como el falso zócalo que le atribuyeron a Pablo Lanusse, abogado de la madre del asesinado fiscal Alberto Nisman? El legislador Juan Manuel Valdez, hijo del amigo papal, fue uno de los que reprodujo la mentira. Admiradores de las operaciones de Horacio Verbitsky, a estos señores de jugosos sueldos públicos, ya no saben distinguir entre la fantasía y la realidad. Se quedan con los cuentos porque Puf es Puf.

No retroceden. Siguen mintiendo y alimentando sus vanidades con su público que aplaude sus ocurrencias. Pero después dicen “detestar todo tipo de violencia”. Violencia es mentir. ¿Cuál mentira hay en la investigación de Periodismo y Punto?

A Fabiola le molesta que los chicos lean cosas que no son en las redes sociales. A nosotros también. A mis hijos, más. ¿Quién llevó a su estilista de vacaciones all inclusive? Las noticias, más allá de los deseos y negociaciones de los grandes medios, prenden o no en la opinión pública. Más de 80 mil personas ya leyeron esa nota, a pesar del silencio y la posterior frivolización del caso a través de una articulada maniobra del equipo de prensa de Presidencia de la Nación.

Como alguna vez me dijo un ex jefe de gabinete del menemismo: “Al llegar al poder, los Presidentes dejan de poner los pies en el suelo y creen levitar”. Vuelvan a la realidad. La Argentina necesita de una clase dirigente honesta y decente. Aquí estamos para hacer periodismo comprometido con la verdad. No nos interesa qué atuendo usa la Primera Dama en Israel, el Vaticano o el barrio que sea como cree Fabiola. Sí nos importa saber en qué se gasta la plata de todos los argentinos.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *