lun. Feb 17th, 2020

Exclusivo: desde la cárcel, Marcelo D’Alessio habló con PyP y no se guardó nada

El detenido por la causa de Dolores habló de todo. Desde las causas de CFK hasta Stornelli, pasando por su relación con Patricia Bullrich y Daniel Santoro. Por qué vincula su causa con la de la muerte del fiscal Nisman.

Tras su sorpresiva aparición en Radio 10, Marcelo D’Alessio volvió a hablar desde la cárcel. Esta vez, con Periodismo y Punto. Aclarando algunos de los conceptos vertidos en la entrevista con la emisora de Cristóbal López y Fabián De Sousa, el detenido por la causa de Dolores denunció un régimen de “tortura” en su detención y ratificó su conocimiento de información sensible sobre las causas que involucran a Cristina Kirchner.

También, reveló cómo vinculó su causa a la de la muerte del fiscal Alberto Nisman. Por qué cree que el fiscal Carlos Stornelli y el periodista Daniel Santoro no extorsionaron a nadie. Cuál era su relación con los servicios de inteligencia y sus vínculos con Patricia Bullrich.

-Puse (el teléfono) en altavoz y estamos grabando a partir de ahora.

-Ok, ¿pero no va a salir mi voz?

-Algún fragmento sí.

-Ok, dale. Pero primero quiero hablar de mis condiciones de detención.

-Empecemos por ahí. Ayer, en radio, usted denunció las condiciones en las que está detenido hace casi un año en la causa radicada en Dolores, ¿podría explayarse al respecto?

-Hace 340 días que estoy bajo un régimen de aislamiento las 24 horas del día. Eso significa estar todo el día, en una celda, que ni siquiera tiene barrotes, puertas, sino un cerramiento de acero. Prácticamente no se oye nada. Tengo prohibido caminar excepto dos horas por semana. Pero si llueve, me ha pasado de estar 50 días sin caminar. Cada vez que el personal me abre la puerta, para darme la comida o tomarme el pulso, son muy humanos y no dejan de darme ánimo. Tampoco quieren que me suicide.

-¿Cómo que se suicide?

-Es que el aislamiento es una modalidad usada o, para extraer información, o para que un sujeto se termine suicidando. Si bien fue el gobierno anterior quien me obligó a que me aíslen en un régimen único en el país, el Doctor Ramos Padilla, apegado a los derechos humanos, tomó conocimiento de mis condiciones de detención el 23 de diciembre del año pasado.

-¿Por qué no lo denunció antes?

-Porque mi mujer estaba bajo custodia, y cuando cambió el gobierno les dije lo que me estaban haciendo. Esto provoca un deterioro físico y de ánimo que genera que me den medicamentos para evitar que me saque la vida. Si bien el juzgado de Dolores ya hizo un estudio ambiental para mi arresto domiciliario, se especula que están esperando la confirmación del Servicio Penitenciario Federal. El traslado sería inminente. Ayer, en Radio 10, dije que no daba más. Estoy al límite. Necesito recuperarme de esta tortura en la que perdí 17 kilos de masa muscular sino que alcancé el tope de psicofármacos que se le puede suministrar a un ser humano. Por filtraciones que tuvo el juzgado de Padilla, me preguntaron por los hechos que me arrepentía y contesté lo menos posible por la información que ellos manejaban. No quiero entorpecer la investigación.

-Pero habló de la causa ayer…

-Es que mi declaración como arrepentido es tan sólida que si la aceptasen me beneficiaría a mí como a imputados de otras causas.

-¿Quiénes?

-Funcionarios, hijos e hijas de una altísima funcionaria.

-¿Quién exactamente?

-Cristina. Y de todos aquellos que hayan pasado por el juzgado de Stornelli. Aclaro que jamás fui agente de inteligencia. Soy un analista de situación de terrorismo y narcotráfico, y realicé exposiciones a funcionarios con el fin de brindar un complejo de la actualidad y diseñar un masterplan para cada caso. Confundieron consultorías de mi computadora con material digital de sucesos internacionales según se vayan desarrollando. Ese es el libro que estoy armando, que se llama “Peligro 2020”. Eso no es hacer inteligencia para un imperio. Confío en que se aclarará en breve. Sí me sentí traicionado por funcionarios, diputados y magistrados que se nutrieron por capacitaciones mías, gratuitas, durante el gobierno de Cambiemos. Llegaron a decir que aparecían en fotos conmigo trucadas o que hablaba con su nietito –se refiere a Patricia Bullrich, quien desmintió haber dicho que la foto estaba trucada y que el dato del nieto está tergiversado periodísticamente-. Buscan descalificarme con lo de “falso abogado” y nunca facturé como abogado en la República Argentina. Cuando esté todo aclarado, aportaré la información necesaria para que la Justicia investigue a la ex ministra Bullrich, el ex ministro Juan José Aranguren, Laura Alonso y Waldo Wolff, entre otros. Mi listado incluye, otros magistrados además de Stornelli, hasta una diputada emblemática que, por solidaridad con Daniel Santoro, a quien consideraba un amigo, pidió que me investiguen por enriquecimiento ilícito por mi paso durante el 2010-2011 por ENARSA.

-¿Confirma que trabajó en ENARSA?

-Era un asesor externo. Como no me compete la figura de enriquecimiento ilícito, me apareció a las 48 horas una curiosa denuncia en la AFIP en el juzgado de Inmigrantes –se refiere a la ubicación: Juzgado en Primera Instancia en lo Civil- en el que me exigían 8 millones de pesos. Pero, son tan generosos, que me los habían cancelado mediante un ardid que yo mismo investigué. Pediré el IP de la computadora de quien canceló eso. Pediré que se revise el tema como también lo que investigué relacionado con la mafia de la Aduana, que me encontré que no estaba procesado el dueño de la plata, Gabriel Traficante, que era el gerente general de la asociación ilícita que manejaba el difunto Damián Sierra –ex SIDE- y socio de la empresa House to House, de Jaime Stiuso. De ahí nacen dos denuncias anónimas que me hicieron, uno que encontró un gendarme tirado en un papelito en la calle del centro de Lomas de Zamora, en el que decía al juez que Marcelo D´Alessio era un hombre peligroso que tiene un negocio en Once, un helipuerto en Miami, que manejaba la noche en Lomas de Zamora y otras cosas más.

-¿Y por qué cree que Ramos Padilla no homologó el acuerdo de imputado colaborador de usted?

-Jamás opinaré por qué no lo hizo. Colaboré desde el día cero. Mi primer hábeas corpus lo hice a las 3 de la mañana, dije que había sido la SIDE, que me habían cagado pero me hacía responsable del tema “Etchebest”. Di los nombres y apellidos de quienes estaban atrás. Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi. Después apareció mi chofer Rolando –se refiere a Barreiro- y luego Pablo Pinamonti, que era el jefe de ellos y que había laburado con Stornelli. Lo hice ante el fiscal Curi, pero no puedo inventar algo sólo por estar bajo un régimen de tortura. Dije la verdad en fiscalía. No me interesaba si había pena por falso testimonio, sólo que después de 18 horas de declarar quería ir a abrazar a mis hijos.

-Déjeme hacerle preguntas y repreguntas para aprovechar el tiempo e interrumpirlo. El hecho principal por el que está preso es la extorsión a Pedro Etchebest, realizada en Pinamar y que lo refleja Horacio Verbitsky en la nota periodística titulada “Extorsión”. ¿Ese hecho existió o no?

-El problema es que la extorsión nunca existió. A mí me cagaron. Yo soy responsable que me hayan cagado. El que se victimiza, no aprende.

-¿Quién lo cagó?

-Ricardo Bogoliuk. A mí me había… El día 26 de diciembre, a las 9:46 hora Tulum –se refiere a un balneario ubicado en México- o sea 23:46 hora Argentina, se metieron en mi Icloud. Este fue mi ex chofer, que era el único que tenía la clave, que puso la C mal de mí clave, la cambié pero igual mejor no decirla, después entró bien. Tenían fotos, WhatsApp, todo online. El 27, día siguiente, me llama Bogoliuk. La misión que me daba era a cambio de ser el Director de Asuntos Complejos de la AFI y no era por guita.

-¿Cuál era la misión? ¿Cuál era el objetivo? ¿Y quién es Pedro Etchebest?

-Pedro Etchebest. Lo conocí en el 2013, como “el Señor Pedro”, en las oficinas de Madero Center, las que se alquilan por hora. Lo conocí a través de un ex juez que nos presentó a los tres. Etchebest, Bogoliuk, Degastaldi laburaban en la misma oficina, eran socios. Cada vez que le preguntaba a Pedro como se llamaba me decía: “Señor Pedro”. “Pero, está bien, ¿pero Pedro qué? Le preguntaba a Degastaldi: “Che pelotudo”. A ver… Íbamos “a tirar”, íbamos a comer a Parolaccia –Puerto Madero- casi todos los días. “No sé, se llama Pedro”. Mentira, sabían cómo se llamaba.

-¿Bogoliuk es el que le da la letra?

Sí. Degastaldi estuvo ausente en todo el procedimiento. Sólo aparece cuando explota la bomba y le digo a Bogoliuk: “Che, esto no estaba judicializado como me dijiste, con Stornelli, con más allá…” Me dice: “Mira, no te puedo ver” Esto está todo en mi WhatsApp. No te puedo mentir nada porque lo tiene Ramos Padilla. Era el lunes 11 de febrero, que me dice que la hija estaba muy deprimida y no podía verme. “Empezá a usar Telegram, no uses más WhatsApp”. En ese mismo momento, Bogoliuk empieza a llamar y le deja 7 mensajes a Rodrigo González, que era mi abogado y amigo, y le dice: “Che, tenemos que vernos por un tema que veíamos de petróleo con Marcelo”. Lo hacen para justificar por qué tenían tanto contacto conmigo. Imaginate que Rodrigo sabe tanto de petróleo como vos de cáctus. ¿Te queda claro? Ahí sí le menciona que él y Degastaldi lo tenían que ver. Siempre en esos operativos usaban a un interlocutor válido, no a dos.

-Ahora bien, ¿Etchebest no estaba mencionado en una causa? –me refiero a la testimonial de Juan Manuel Campillo

-Etchebest está mencionado en muchas causas. Por estafa en Salta, por trata de personas en su campo y en otra causa por usar un nombre falso, lo dijo en el 2015 el hijo de… (supongo que se refiere al hijo de Aldo Ducler) Pero no sabía cuál era su apellido. Me chupa un huevo. Me llama Bogoliuk, que había hecho mucha relación conmigo entre el 2017 y 2018 y, de hecho, me pedía que le hiciese las mismas presentaciones que le hacía a Patricia Bullrich. Y siempre la zanahoria era ser Director de Asuntos Complejos de la AFI. A mí también me venía bien eso, yo no quería volver a Israel, realmente me gustaba.

-En ese encuentro con Etchebest en Pinamar, en el que de regreso en su camioneta, él lo graba…

-Él me graba a la ida, a la vuelta volvía a 220 (kilómetros por hora) y venía helado el tipo. A la vuelta fue áspero porque me di cuenta que me habían grabado a dos cámaras. El tema fue así: el motivo, lo que tenía que hacer era averiguar toda la información de Etchebets porque me habían dicho que tenían “una papa” pero “no lo puedo hacer yo” (se refiere a Bogoliuk) “porque estoy puteado con él y además es una oportunidad para que Pablo vea como trabajas”. Pero ya había visto 15 laburos míos Pinamonti. No importa. Y me dice: “Tenés que averiguar todo lo que tenga en EEUU porque queremos repatriar, esto se lo llevamos a Stornelli”. ¡A Stornelli lo durmieron! ¡Stornelli no está involucrado en lo de Etchebest!

-Es que si se cae Pinamar, se cae Dolores… ¿No será que ese es el gran problema por el que no lo pueden aceptar como imputado colaborador?

Cuando pinchás ese globo, que es toda una mentira… Etchebest me filmaba a mí, audios truchos que hacía print de pantalla truchos como ya lo demostramos. En uno estoy en Londres y con el de PDVSA en Comodoro Py simultáneamente.

-Ayer dijo en Radio 10 que había audios y print de pantalla de celulares editados, pero faltó responder quién lo hizo…

-Etchebest es un tipo de 70 años, lleva los celulares a lo de Ramos Padilla, los bajan, no dejan a los celulares y le ponen un sticker en el culo para que nunca más vuelva. Yo pude grabar a las personas que contienen a Etchebest para que se vaya a Estados Unidos. Porque a Etchebest también lo cagan. Esto fue una interna de la propia AFI contra Stornelli, por una cagada que se había mandado Stornelli. Había que hacer un quilombo mediático a Stornelli. Eso es lo que pude deducir tiempo después.

-Y estas “bandas” de la AFI, ¿a quién responderían?

Directamente a Daniel Angelici. Al Tano. Eso me lo decían desde el 2017. “Nosotros respondemos al Tano, después a Arribas”.

-Pero si Bogoliuk viene de la Policía de Seguridad Aeroportuaria…

Viene de fundar la PSA junto con Marcelo Saín y terminaron a las reputeadas. Pero Bogoliuk y Pinamonti fueron empleados de Stornelli en el 2018. La tercera vez que lo veo al fiscal me dice que tenía un quilombo con Leonardo Fariña y el “Abogado amigo tuyo”. (se refiere a Rodrigo González). “¿Cómo tenemos? ¿Yo que tengo que ver?”

-¿O sea que lo querían ensuciar a Stornelli?

-¡Claro! Fue todo un operativo para hacerlo mierda a Stornelli. Yo creo que sé por qué, eso no lo podes decir (lo relata en off refiriéndose a un poderoso empresario).

-Esta bién. Ese es un tema. Después en los allanamientos realizados en el country Saint Thomas en el que vive, aparece material sensible y la pregunta es cómo una persona como usted deja sus celulares a disposición de todo el mundo, siendo supuesto agente de la DEA e Inteligencia, con archivos de información privada de personas ¿qué archivos había en tus computadoras? ¿Hacías seguimientos de personas? ¿Tenías información y seguimiento de periodistas como los integrantes de Animales Sueltos?

-¡No! Eso es un WhatsApp… Perdón, es un mail que armaron para cagarlo a Daniel Santoro con respecto a este chico Fantino, a quien no le tengo ninguna…

-¿Quién lo armó?

-Lo armaron ellos. La capacidad de ensuciar fue máxima. A Animales Sueltos fui una vez sola. No me llamó Fantino, sino alguien de la producción. Y me fui. Hablé de narcotráfico. La única entrevista personal que tenía grabada era con la viuda del Pájaro Cantero, que no emití en ningún lado, no se la pasé a nadie y era para que yo la desgrabe para ver si servía para lo que terminó pasando. A mí no me interesaban Los Monos –banda de narcotraficantes de Rosario-. Ya estaban en juicio oral y prácticamente todos condenados. Me interesaba a mí el error de Bullrich para ir contra Los Monos, que aumentaría la siniestralidad, porque el terreno virgen que quedaba entre los Funes y los Camino, se iban a recagar a corchazos. No se iban a mandar Carta Documento. Y el consumo iba a ser constante. Atrás estaba la policía provincial, la delegación de la Policía Federal en Santa Fe y la policía judicial. Yo le cuento eso a Patricia y yo, estando detenido, fue Roncaglia a desbaratar esa banda que yo le dije que existía y ella me contestó con un “Averiguaremos”. Ahora, ella tiene un problemón porque puede tener un problema por encubrimiento.

-¿Cómo existe una asociación ilícita entre dos personas que no se conocen con un periodista procesado y un fiscal que tampoco los conoce? ¿Cómo era la relación entre todos ustedes?

-Los que me “caminaron” a mí para que sea la voz del operativo “Etchebest” fueron Degastaldi, Bogoliuk y este Barreiro. Barreiro laburaba para mí cuando se quedó sin laburo en la SIDE. Es el papá de una compañerita de mi hija. Le doy laburo pagándole por día, después le consigo ser gerente de seguridad del country en el que soy Presidente. Ese tipo me daba, a veces, análisis y cosas que no puedo acceder sin ser agente.

-¿A través del fiscal Bidone?

De Bidone. Después me enteré que estaba atrás Bidone. No sé qué curro tenían entre ellos. No me cambiaba a mí. Lo de Santoro es una payasada. Al de OPS –se refiere a Mario Cifuentes- yo no lo extorsioné sino que fue al revés. Me vinieron dos tipos que querían comprar OPS, y los invité a casa con el dueño de OPS, Mario Cifuentes; les pedí una información, y viajaba a Neuquén para corroborarla. Cuando volví, los junté a los dos compradores y al vendedor en el Hotel Emperador. Les dije que “desrecomendaba” la operación. Primero, porque le habían pifiado en un cero. No debían 70 sino que debían como 700 millones de pesos a la AFIP. Y además que debía 20 millones de dólares que le había tomado de deuda FINIT –empresa que hace leasing y préstamos internacionales- , que está radicada en Santiago de Chile. Tomaron los 20 millones de dólares y a la semana se concursaron. Tiene denuncias por todos lados. Después, el tipo –Cifuentes- dice que lo intenté extorsionar cuando en realidad, le cagué el negocio. Dice que lo hice en Confitería del Malba y ya pedimos la filmación. Tiene el mal orto que en mi puta vida fui a la confitería del Malba.

-Según el juez, usted habría sido una especie de “ablandador” de un entrevistado de Daniel Santoro…

-¡No, ni en pedo! No le tengo ninguna simpatía a Santoro, ahora, por muchas cosas que hizo. Pero tampoco voy a bolacear. Tampoco voy a bolacear. Se abrió de gambas. En vez de decir “este no es el Marcelo que yo conozco, yo voy a Dolores”, dijo: “Sí, me daba información”. Cuando le debo haber dado 17 tapas de Clarín en un año. Gratis. ¿Está bien? Así como te digo una cosa… El tipo de PDVSA (Gonzalo Brusa Dovat) vino a Sarkis –restaurante armenio- media hora tarde, después vino con toda la familia, con tres pibes y la esposa, les hice la visita por TN Digital, nunca estuvo coaccionado.

-¿Quién cree que le armó ese guion de los aprietes?

-Cuando se empezó a caer el tema de Etchebest, alguien mandó a los cuatro. Sé que hay un abogado y un amigo de ellos que me empezaron a llenar de denuncias de extorsión en grado de tentativa. O sea que soy un fracaso cobrando, como ruso soy terriblemente malo, me van a expulsar de la Sinaloa, porque todo es tentativa. Hay un tipo que nos cagó honorarios, nunca pagaron –Víctor Palomino Zitta- y dice que yo lo extorsioné. Pablo Barreiro no lo conozco (hijo del jardinero de los Kirchner, Ricardo Barreiro). Nunca lo vi ni él tampoco. Aparentemente Carlos Lengani le habló de mío.

-También fue denunciado por la ex abogada de Leonardo Fariña, por seguimientos y el intento de robo de un auto…

-¡Pero imagínate si voy a seguir el A1 de Fariña! Esta mina terminó procesada por loca. A Fariña lo vi tres veces en mi vida y no le creo nada. ¿Me ves a mí haciendo de Lo Jack?

-El otro punto mencionado en la causa es una red de dinero en el exterior ¿Participó de maniobras de lavado de dinero?

-Eso se cayó como trompada. Di cursos a nivel mundial de armas, aviones. No soy un boludito. Tengo 30 años de experiencia. Bogoliuk trajo a un tipo que está prófugo, Marcelo Carthy de Gorriti, dijo que tenía una operación de 2500 millones de dólares. Es como los barcos. Nunca salen esas operaciones. Nunca. Es dinero que los bancos grandes le venden la deuda a bancos que no existen. Por lo tanto, ese dinero no existe.

-Otra de las menciones en las que aparece es en el armado de la causa de los cuadernos, incluso que fue quien los habría escrito. ¿Participó en esa investigación?

-No conozco los cuadernos de Oscar Centeno. Me parece inverosímil que sean ignífugos.

-Ayer dijo que tenía información clave para voltear o desarmar causas que involucran a Cristina Kirchner, ¿puede profundizar al respecto?

-Cuando se analice cómo trabajaba la tecnicatura del testigo protegido, cómo lo hacían guionar, cómo le elegían abogados, te darás cuenta van a caer por nulidades en la instrucción. Además hay una animosidad política.

-¿Y esto cómo lo sabe o cómo se entera?

-Porque Stornelli me pidió cosas ilegales. Si ni bien me conoce, me pide cosas ilegales, me confiesa que le consiguió el abogado a Eurnekian, me pide que le consiga a través de la SIDE-CIA –no importa donde sea- que le consiga información clasificada del ex marido de su mujer –Castañon- Así como pedía información, se la pase. Se la pedí a Bogoliuk. Es algo que me arrepentí, de haber tomado información clasificada, que yo no tengo por qué. De hecho a mí no me compete la ley de inteligencia, porque no soy de inteligencia. No laburé nunca en la SIDE argentina. Y me pidió la cámara oculta a Ubeira –abogada de Elaskar- cosa que no hice ni preparé un carajo.

-Pero ¿en qué consistía esa supuesta cámara oculta?

-Porque Fariña le cuenta a Stornelli que estuvo un día y medio en la casa, 14 y 15 de diciembre en su casa, rompiéndole la cabeza que Ubeira había dicho que estaba llevando los arrepentidos a una escribanía en Capital Federal. Estaba desesperado en saber cuál era esa escribanía y poder neutralizarlo a Ubeira. Esa era la obsesión que tenía, Por eso nos encontramos con Stornelli en la playa. Porque me volvió loco por teléfono. Le dije: “Llego, dame dos días y voy”. Ahí me lo suben a Etchebest a la camioneta, que quería pasear conmigo en Pinamar e ir a caminar. A las dos horas lo veo a Etchebest con el teléfono verticar a tres mesas mías.

-¿Etchebest o su hijo?

-Al hijo no lo conozco. Sé que me filmaban a las dos cámaras. Sé que el hijo se fue a los 20 minutos. La reunión empezó 11:20 y se fue 11:40.

-Pero ¿quién genera la historia que usted era un agente de la DEA y trabajaba para la Embajada de Estados Unidos?

-Todo el mundo conocía mi relación con Mario Montoto. Montoto declaró que no hicimos negocios pero que nos conocíamos.

-Usted conoce a Patricia Bullrich el día que detienen a Marcelo Mallo por el doble asesinato del Unicenter, ¿de dónde se conocían?

-Yo entrego a Marcelo Mallo porque estaba convencido que la policía bonaerense quería endilgarle a Mallo el asesinato de los chicos de Unicenter. ¿Soy claro?

-Reitero, ¿cómo lo conocía a Mallo?

-De antes. Mucho antes. De Solano (Quilmes). Lo encuentro y le pongo una bala 45 arriba de la mesa y le digo: “Tu vida vale menos que esto. Te tenes que entregar y te daré las garantías que no te pase nada”. Había visto en televisión “El Fulminante” que es como un ADN, es un cono perfecto que impacta en el centro del casquillo, es como un dedo doblado –habla de armas-. Jamás pudo haber sido un arma de un instructor para hacer dos homicidios. No se usan armas usadas. Por eso, sabía que la bonaerense quería meter a Marcelo Mallo que es sinónimo de Aníbal Fernández y querían decir que Fernández es igual drogas igual colombianos.

-Entonces ahí conoce a Bullrich con la entrega de Mallo.

-Lo entra Claudio Fogar, mi abogado, y yo lo que hice hablé con ella, porque conocía a mi viejo que es Presidente de esto, lo otro. Le cuento que estoy haciendo un libro, intercambiamos teléfonos, le dije que cuide a Mallo. De 17 pericias, salió absuelto. Salió desprocesado.

-Por lo que tengo entendido, en ese momento, no le gustó aparecer en televisión en una imagen de Crónica TV, ¿qué cambió en 18 meses que deseaba ser un panelista estrella de televisión?

-Decidí quedarme en Argentina. Decidí salir de hacer análisis de campo en diferentes países a esto. Mis hijos crecieron. Queda un minuto y se corta.

-Ayer dijo en radio que hubo gente vinculada con el caso Nisman que lo apretó y amenazó pero ¿quiénes?

Es Stiuso, por el lado del carpetazo, y Bogoliuk que me manipuló –Bogoliuk habla con Nisman el sábado anterior a su muerte-.

-¿Cómo cree que terminará su causa judicial?

-No voy a llegar ni a juicio oral. Acordate. ¿Sabés las veces que me equivoqué? Pero otros no lo pueden admitir. Hoy algunos la terminan cagando a Cristina. No es joda.

-¿Por qué?

-Porque si me homologan como arrepentido sabrán lo que dije yo de Carlos Stornelli, con lo cual darían como nulo de todas las causas de él.

-Ahora bien, la cartelización de las obra pública, coimas y negociados existían ¿o cree que no?

No me entendés. No digo que no. No estoy diciendo que sean inocentes. No los conozco. Yo hago terrorismo y narcotráfico. Nunca me senté con el señor Báez. Te debe constar. Lo que digo es que están mal enjuiciados. Con libretos, está mal hecho. Si lo quieren volver a investigar, que lo hagan. Pero está mal hecho.

-¿Usted cree haber quedado en una interna política feroz?

El problemón lo quiero ver desde mi casa. Padilla es abogado de derechos humanos, es respetable, pero está bajo tortura D´Alessio. Él lo sabe desde el 23 de diciembre.   

Por Luis Gasulla

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

4 thoughts on “Exclusivo: desde la cárcel, Marcelo D’Alessio habló con PyP y no se guardó nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *