Jue. Sep 24th, 2020

Alberto, que no te tomen por boludo

El retorno temporal de Cristina Kirchner a la Presidencia dejó en evidencia lo que es un secreto a voces: la casa no está en orden.

El viaje de Alberto Fernández a Jerusalén desató la euforia de los fanáticos K. No por el destino –bien sabemos que ellos se sienten más cerca de Irán que de Israel-, sino porque su partida colocó a Cristina Kirchner al frente del Poder Ejecutivo. Otra vez.

El hecho no tiene nada de extraordinario. Objetivamente se trata de una cuestión protocolar, contemplada en la Constitución Nacional. Pero la épica que militantes, dirigentes y periodistas le imprimieron a la cuestión terminó lesionando la autoridad de Alberto. Si es que la tiene.

Es que si bien trascendió que Cristina no pisará la Casa Rosada para evitar conjeturas, su decisión de hacer ir hasta el Instituto Patria al escribano del Gobierno para firmar allí el acta de traspaso (temporal) y difundirlo –video incluido- poco contribuyó a resguardar la imagen del Presidente.

Tampoco que, desde el albertismo, comenten que Fernández no llevó de viaje a su jefe de Gabinete porque lo quiere “cuidando la casa”, en la misma semana en que las notas sobre el “fuego amigo” del que viene siendo víctima el Presidente llegaron a las portadas de los principales medios.

Capítulo aparte merecen personajes del universo K como el legislador porteño Leandro Santoro y la diputada nacional Gabriela Cerruti, quienes desde las redes sociales fogonearon el morbo en torno al –breve- regreso de Cristina. El primero, que fue uno de los pocos que desayunó con Fernández el día en que fue consagrado Presidente, tuiteó: “presidentA ♥️”. La segunda, en tanto, fue más allá y escribió: “Nos gobiernan dos mujeres. Qué linda noche”, junto a una foto de Cristina Kirchner y la vicegobernadora Verónica Magario, a cargo de la Provincia por idénticas razones a las de “La Jefa”.

Sin dudas, toda esta parafernalia alrededor de un hecho –como dijimos- ordinario no hace más que dejar en evidencia que la casa no está en orden. Alberto debería tomar nota, si es que tiene alguna otra ambición además de la de ser el gestor y garante de la impunidad de Cristina.

3 thoughts on “Alberto, que no te tomen por boludo

  1. TODO ESTO FUE TAN PREVISIBLE QUE NO DA PARA NINGÚN

    ANÁLISIS. ES TAN ASÍ QUE PIENSO QUE HAY QUE AYUDARLO AL

    ALBERTICO PORQUE SI NO LA KUKA LO VA A PASAR POR LA PICADORA

    DE CARNE. ESO SERÍA PEOR QUE AGUANTAR AL CÍNICO. ELLA HACE

    CUALQUIER BARBARIDAD POR SU IMPUNIDAD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *